La Generalitat viaja a Qatar para salvar 'in extremis' la venta de Spanair

La Generalitat viaja a Qatar para salvar 'in extremis' la venta de Spanair

El conseller de Economía se desplaza por sorpresa al emirato árabe para intensificar las negociaciones sobre la venta de la aerolínea

REDACCIÓN

03/01/2012 - 16:34h

La Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona comienzan el año haciendo las maletas para viajar a Qatar. El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, tomará las riendas de la negocicación para acelerar el acuerdo por el que Qatar Airways inyectaría capital y recursos a cambio del 40% de Spanair.

Un representante del consistorio barcelonés acompaña al responsable de las finanzas de la Generalitat, informa La Vanguardia.

El gobierno que preside Artur Mas se ha convertido en el sustento de la compañía catalana mediante la inyección de fondos públicos, con aportaciones por valor de 100 millones de euros en 2011, la mayoría de ellos mediante préstamos.

El emirato catarí, que insuflaría los nuevos recursos, sólo invertirá si las administraciones catalanas continúan respaldando a Spanair. Mas-Colell reiterará el compromiso político de la Generalitat con la aerolínea. El representante del alcalde Xavier Trias reforzará el mensaje y comprometerá al ayuntamiento.

Al mismo tiempo, se intentará consensuar cómo salvar el principal escollo: el nuevo papel del actual socio industrial de la aerolínea catalana.

La posición de SAS


Las negociaciones con Qatar, que deberían haberse cerrado el 31 de diciembre, entraron en vía muerta la semana pasada debido a Scandinavian Airlines System (SAS), propietaria del 11% de Spanair, que espera cobrar un crédito de 149 millones de euros.

El primer pago de 27 millones, ya vencido, está aplazado. Sin embargo, los accionistas catalanes quieren destinar el capital catarí a la activación de la operativa de vuelos intercontinentales.

Las negociaciones con Qatar se iniciaron a finales del pasado octubre. De culminarse, Qatar lograría un trato preferente en el aeropuerto de Barcelona y un socio en Europa que facilitaría las escalas en El Prat para los viajes con destino a Sudamérica.