La guerra entre Ryanair y Vueling se traslada ahora a Santander

La guerra entre Ryanair y Vueling se traslada ahora a Santander

Las dos aerolíneas de bajo coste solapan los vuelos a Barcelona con sólo media hora de diferencia

C.H.

Barcelona

17/01/2016 - 23:16h

Imagen del Aeropuerto de Santander.
Tras la pugna por conquistar los aeropuertos canarios y gallegos, Ryanair y Vueling vuelven a enfrentarse en Santander. Las dos compañías de bajo coste pelean por convertirse en el rey de los cielos españoles y, hasta ahora, el cliente siempre había sido el gran beneficiado. Sin embargo, en esta ocasión es al revés. La firma irlandesa y la española han programado sus rutas a Barcelona con sólo 45 minutos de diferencia. "Una guerra total y abierta", lamentan fuentes vinculadas a la instalación.

La situación, que ya se ha repetido anteriormente, se agravará en la temporada de verano. Las salidas se han programado a las 13:10 (Vueling) y a las 13:55 (Ryanair). Imposibilitan viajes de negocios, con trámites a realizar en un mismo día. Los cuatro despegues semanales realizados desde el Severiano Ballesteros (martes, miércoles, jueves y domingo) tampoco ofrecen grandes variaciones económicas. La compañía de Michael O'Leary dispone de billetes a partir de 19,90 euros y la filial del Grupo IAG por 24,99 euros.

La competencia, además, también ha perjudicado al propio aeropuerto. Son muchos ya los viajeros que optan por salir desde Bilbao gracias a su mejor distribución horaria. Será ya el segundo verano que se produce la disfuncionalidad. "Intentaremos solucionarlo, aunque las compañías son soberanas", aseguró el consejero de Turismo, Francisco Martín, en unas declaraciones recogidas por El Diario Montañés. 

Santander, tercer asalto

Como si de un combate de boxeo se tratara, Vueling y Ryanair se encuentran en el tercer asalto por convertirse en la compañía favorita de los españoles. En Vigo, la entrada de la firma irlandesa desató una guerra de precios para volar a Barcelona. O'Leary anunció vuelos a 9,90 euros, por lo que Álex Cruz se vio obligado a reaccionar y rebajar el precio hasta 19,90.

El conflicto también se dio en Canarias, aunque con un invitado estrella: Norwegian Air Shuttle. El aterrizaje de la firma escandinava al archipiélago y el aumento de capacidad de Iberia Express han imulsado a las dos low-cost a redoblar la apuesta. La aerolínea española ha reforzado las rutas con los nuevos A321, un crecimiento del 25%. Más agresivo ha sido Ryanair, que ha fijado el precio de los asientos a partir de 11,45 euros para residentes y 22,90 para el resto de usuarios.

La batalla por el cielo español

Ambas compañías libran una batalla por convertirse en la firma con más presencia en España. Según los últimos datos de Aena, están en la línea correcta. La compañía irlandesa ha crecido un 11,3% y se eleva hasta los 30,4 millones de pasajeros. Tras el indiscutible número uno se encuentre Vueling, precisamente, con un desarrollo del 11,1% y 20,5 millones de personas transportadas en 2015.