La justicia alemana declara ilegal el servicio de gama alta de Uber

A raíz de las prohibiciones de 2015 al servicio Black, Uber comenzó a operar en Alemania con Uber X.

La justicia alemana declara ilegal el servicio de gama alta de Uber

El Tribunal Supremo alemán declara ilegal la aplicación de Uber Black por considerar que vulnera la legislación de transporte de pasajeros

Alemania cierra la puerta al servicio de gama alta de Uber, conocido como Uber Black. El Tribunal Supremo alemán declaró hoy ilegal la aplicación de la plataforma por considerar que vulnera la legislación relativa al transporte de pasajeros, un servicio que ya fue prohibido en 2015 por un tribunal de Berlín.

La decisión de la sala competente en materia de competencia determina que el uso de la aplicación Uber Black viola el artículo 49 de la legislación correspondiente según el cual sólo pueden realizarse con vehículos de alquiler aquellos servicios de transporte de pasajeros cuya solicitud haya pasado previamente por la sede de la empresa.

La medida solo afecta a los servicios de alta gama y no al resto de la operación, donde los pasajeros realizan su solicitud directamente al conductor

La medida, sin embargo, no afecta al resto del servicio de Uber, donde los pasajeros realizan su solicitud directamente al conductor, informó EFE.

Uber X

Así, la condición de que las solicitudes para la contratación de un vehículo con conductor pasen primero por la sede de la empresa no se ve cumplida cuando el conductor del mismo recibe la petición de manera directa, independientemente de que la compañía que opera el coche sea informada, argumentó el tribunal.

La demanda había sido interpuesta por un empresario de taxis de Berlín, que consideró que la demandada, una empresa con sede en Holanda que ofrecía la aplicación para móviles Uber Black para la contratación de servicios de vehículos con conductor, vulnera la competencia.

Ya en 2015, un tribunal de Berlín había prohibido este servicio en el mismo caso que ha ocupado ahora al Supremo y entonces Uber comenzó a gestionar sus servicios a través de la aplicación Uber X 

Ya en 2015, un tribunal de Berlín había prohibido este servicio en el mismo caso que ha ocupado ahora al Supremo. A raíz de las prohibiciones, a partir de 2016 Uber comenzó a gestionar los servicios de coches con conductor a través de la aplicación Uber X y, al menos sobre el papel, cumple las exigencias de la legislación alemana.

El taxi quiere más

Todos los conductores poseen una licencia según la legislación para el transporte de pasajeros y todos los vehículos están dados de alta como coches de alquiler y pertinentemente asegurados.

Queda por ver si la sentencia del Supremo obligará realmente a Uber a retirar su servicio del mercado o a adaptarlo

Además, todos los vehículos contratados a través de Uber X están sujetos al obligado regreso a la central establecido en la legislación para todos los coches de alquiler con conductor, algo que no ocurría con Uber Black.

Según el diario Die Zeit, queda por ver si la sentencia del Supremo obligará realmente a Uber a retirar su servicio del mercado o a adaptarlo.

El demandante, por su parte espera que la prohibición para Uber Black que establece la sentencia del Supremo sea aplicable también a su sucesora, Uber X.