La nómina de marzo, nuevo caballo de batalla en Orizonia

La nómina de marzo, nuevo caballo de batalla en Orizonia

Los sindicatos se reúnen este jueves para empezar a agilizar el ERE

Gabriel Trindade

06/03/2013 - 21:44h

El capítulo final de Orizonia es lento de escribir. La empresa aún no ha presentado ni el concurso de acreedores ni el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción y, por tanto, los trabajadores siguen sin poder ir al paro. Fuentes sindicales han explicado a 02b que el caballo de batalla en las próximas negociaciones será la nómina de marzo. De ello, dependerá el dinero que aún quede en la caja del grupo turístico. Todo un misterio.

Los sindicatos esperan que una vez se declare la quiebra sé de prioridad al pago de las nóminas de marzo. “La ley concursal es clara en este aspecto”, aseguran los mismos interlocutores.

La caja


No obstante, el estado de la caja es aún una incógnita y no se sabe si se podrá cumplir con los salarios. Fuentes del entorno de la compañía indican que las nóminas de Orizonia rondan sobre los 6 millones anuales aunque la cifra podría ser menor tras la salida de parte de la plantilla a Barceló con la venta de agencias de viaje Vibo y de una parte de Orbest.

La compañía no quiere informar sobre cuál es el estado de la caja. Sin embargo, sí admite que existe una importante cantidad reservada ya que se trata de fondos de clientes a la espera que un juez mercantil autorice su devolución. La cantidad podría rondar los 9 millones de euros.

'Factoring'

Los sindicatos también pedirán al juez que examine la operación de factoring que Orizonia llevó a cabo en diciembre por si hubiera alguna irregularidad. El grupo turístico pactó con Globalia la venta de facturas y créditos al fondo SPV Capital Funding Luxembourg para pagar nóminas y otros gastos como el BSP.

La compañía no ha informado de la cantidad que logró en esta operación.

El ERE

Tras el pago de la nómina de marzo, los esfuerzos de los sindicatos se centrarán en negociar el ERE. Dada la situación de la compañía, la esperanza de conseguir una indemnización por parte de la compañía es poca. Principalmente, las cantidades a percibir los trabajadores vendrán del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA).

En el encuentro de mañana, se analizará la hoja de ruta que consta con el visto bueno de las autoridades mercantiles de Palma de Mallorca.