La nueva imagen de Iberia minimizará su españolidad

La nueva imagen de Iberia minimizará su españolidad

Desaparecerán la bandera española, la icónica ‘B’, la corona real y la inscripción ‘Líneas Aéreas de España’

Ismael García Villarejo

Madrid

28/09/2013 - 13:55h

Bocetos de la nueva librea de Iberia
Iberia presentará sus nuevos colores antes de fin de año, aunque el cambio de imagen está listo desde febrero. La librea que lucirán los aviones en pocas semanas prescindirá de la icónica B, que desde 1976 ha definido los modelos operados por la compañía de bandera. También se desvinculará gráficamente de la monarquía española, aunque ello no estriba novedad. Al encargar la modernización de la imagen, se pidió que despareciera del logotipo la corona real.

Los colores rojo y amarillo permanecen, aunque pierden protagonismo, según la filtración del proyecto realizada por la revista especializada Skyliner. El repliegue cromático, de confirmarse, amenaza con abrir un debate sobre la españolidad de la compañía, fuertemente cuestionada desde que International Airlines Group la gestiona. La última gran aerolínea en renovar sus emblemas fue American Airlines.

La apariencia clásica de la socia de Iberia se suplantó por un trabajo deslumbrante y descaradamente patriota. La flota  luce desde primavera una enorme composición gráfica que envuelve las colas del timón con una bandera estadounidense. El símbolo nacional del país sustituye el águila deco que desde 1968 identificaba esas aeronaves.

La evolución de dos mitos de la aviación

Las iniciales AA cayeron, como la B de Iberia, pero ganó protagonismo la palabra American, que copa más de un tercio del fuselaje. Se retiraba el aviador diseñado por Lella y Massimo Vignelli en 1968, llegó la policía del mundo: el Team America. “La nueva cola, con las líneas ondeando orgullosamente, es el reflejo del origen y del nombre de American”, decía el director comercial de la estadounidense, Virasb Vahidi.

El nuevo fuselaje de Iberia dará prioridad al blanco y desaparece la interpretación de la bandera española que envolvía de punta a punta los aviones. También se prescinde de la inscripción Líneas Aéreas de España. La marca se presentará limpiamente, escrita en redonda con una tipografía más fina, aunque seguirá el uso de las mayúsculas.

Los diseños publicados por Skyliner coinciden con imágenes reales tomadas en la base de Airbus, donde se preparan los nuevos aparatos que Iberia recibirá en los próximos meses. Algunos spotters lograron fotografiar el primer A330-3 de un pedido de ocho con el logotipo estampado en los motores. El despido de 3.100 profesionales y la conflictividad laboral derivada abortaron la presentación de la nueva marca. Ese avión se pintó con la apariencia clásica.

El coste del nuevo logotipo

Interbrand es el estudio especializado que firma el trabajo encargado por el equipo de Antonio Vázquez. La agencia habría cobrado 150.000 euros por la consulta y diseño. Los costes de aplicar el logotipo variarán, sobre todo en función de la celeridad con la que se quiera superar la transición. El cambio de imagen más caro de una empresa española fue el de Movistar. La multinacional de César Alierta destinó 90 millones en todo el mundo para que la nueva M surgiera de la noche a la mañana.

No parece esta la situación de Iberia. La flota se repintará a medida que los aviones entren en los talleres de mantenimiento para operaciones de revisión o mecánicas. La aerolínea no espera nuevas entregas, más allá de los cuatro A330-3 pendientes, hasta que no vuelva a ganar dinero. Mantiene opciones sobre ocho A330-3 más, 32 A350-9 y 12 Boeing 787-9.

Oficialmente, Iberia reconoce que trabaja en el cambio de imagen. No confirma que los diseños filtrados sean los definitivos.