La nueva 'low cost' de Iberia nacerá sin convencer a toda la compañía

La nueva 'low cost' de Iberia nacerá sin convencer a toda la compañía

El sector sospecha que la aerolínea externalizará vuelos nacionales y europeos. La iniciativa acumula un retraso de un año, pese a ser prioritaria para la compañía

Marta Aguilar

04/10/2011 - 13:56h

Las líneas afectadas, las de corto y medio recorrido
El consejo de administración de Iberia se reúne hoy bajo la sombra de la expectativa generada en el sector por el alumbramiento de su nueva aerolínea de bajo coste. Todo apunta a que su consejero delegado, Rafael Sánchez-Lozano, pondrá sobre la mesa el nuevo plan de la compañía para vuelos de corto y medio radio desde Madrid.

La forma en que se operarán estos vuelos, en caso de hacerse de forma externa a la aerolínea, ha creado estupor en algunos de los colectivos de la compañía, entre ellos los pilotos, auxiliares de vuelo y personal de handling y aeropuertos.

En caso de aprobarse esta reforma se subrogará el 50% de la producción de Iberia y habrá un recorte de 38 aviones que se destinarán a la flota de la nueva bajo coste, según declaraciones del responsable sindical de Sepla en la aerolínea, Justo Peral.

Riesgo de movilizaciones


Las centrales sindicales han propagado que la futura compañía nacerá con la incógnita de eventuales recortes de personal en mantenimiento y handling, actividades que no podrán realizarse dentro de Iberia. Los representantes del personal han anunciado que convocarán huelgas en el caso de que se siga adelante con esas iniciativas. La empresa, sin embargo, niega que se prevean ajustes en las tareas de mantenimiento.

En la prensa internacional, Bloxham Joe Gill, analista del Financial Times, señala que, a pesar de que aumentarían los beneficios en el sector, la nueva división de Iberia está librando “una intensa batalla” con Ryanair y easyJet. Ambas compañías de bajo coste son líderes en Europa. “Ese factor –añade-- está afectando a la actividad del sector español”.

Diferencias con Vueling


Josep Piqué, presidente de la filial con gran presencia en Cataluña, de la que Iberia posee el 45,85%, ha aclarado que cualquier nueva compañía aérea no será competidora de Vueling.

Fuentes oficiales de Iberia no precisan si existen otras alternativas para que las operaciones para vuelos nacionales y europeos de la nueva marca se hagan desde dentro de Iberia. Antonio Vázquez, su presidente desde agosto de 2009 y que ha liderado la fusión con British Airways, defiende que el proyecto es prioritario para que la compañía siga siendo rentable. Está pendiente de definir, no obstante, la forma que acabará adoptando el proyecto de low cost, que se registrará en principio como Iberia Express.

En los vuelos de largo radio y en la clase Business Plus hacia Latinoamérica, Iberia se mantiene como líder de esas rutas operadas con Europa. Ahora dispone de una cuota de mercado del 22,4%. La compañía estudia incluso lanzar una nueva ruta a Punta Cana.

El próximo jueves tendrá lugar otra reunión del máximo órgano de gobierno de la compañía, a la que asistirán también los consejeros de su empresa matriz, International Consolidated Airlines Group (IAG).