La patronal de las aerolíneas canta las cuarenta a Europa por el caos en sus cielos

La patronal de las aerolíneas canta las cuarenta a Europa por el caos en sus cielos

Los aviones recorren 50 kilómetros más de lo que deberían en territorio europeo, con un retraso medio de diez minutos por vuelo

Pablo Jiménez

Barcelona

04/04/2016 - 19:55h

Un avión de Lufthansa despega desde el aeropuerto de Munich, en Alemania

Las dificultades de Europa para llegar a consensos no se limitan al rescate financiero de un país o a la gestión de una enorme crisis migratoria. En los cielos, el viejo continente también tiene muchos problemas para proveer a las aerolíneas y sus pasajeros de un tráfico eficiente, que evite en la medida de lo posible retrasos y kilómetros de más.

Así lo denuncia la patronal de las compañías aéreas, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), que se atreve incluso a poner precio a la deficiente gestión del espacio aéreo en el continente: 245.000 millones de euros. Esta es la factura para la economía comunitaria hasta 2035.

Multiplicidad

Los motivos de este agujero se esconden bajo un sistema de navegación anticuado y múltiple. "Estados Unidos tiene sólo un proveedor para gestionar su espacio aéreo, mientras que Europa tiene 38 para manejar un sector de transporte aéreo de una complejidad similar", señala el informe hecho público este lunes.

Mientras, los efectos son muy diversos. Según los cálculos realizados por la IATA cada avión que vuela sobre Europa recorre alrededor de unos 50 kilómetros de más. Igualmente, cada uno de los vuelos llega a su destino con un retraso medio de diez minutos.  Algo que incide, de manera inevitable en la competitividad del sector. Aunque no solo. 

Retrasos y contaminación

"La ineficacia de la gestión del tráfico no es sólo una carga para las aerolíneas. Los viajeros pierden tiempo con los retrasos. Y el medio ambiente sufre con emisiones evitables", dispara la patronal. Desde la que se asegura que Europa "ha fallado" a la hora de crear un Cielo Único Europeo (o Single European Sky, SES), una iniciativa impulsada desde la Comisión Europea al comienzo de la pasada década.

Beneficios con el cambio

Por ello, desde la IATA instan a los gobiernos de la región a cambiar profundamente los sistemas de gestión del tráfico. Una "modernización" que, siempre según sus cálculos, implicaría la creación de hasta un millón de puestos de trabajo, además de una enorme inyección para la economía continental, en general, y para el sector del turismo en particular (ver infografía completa aquí). 

Esto sería posible gracias a una reducción de 4 minutos en el tiempo de retraso medio en los vuelos y recorte de ocho minutos en el tiempo medio de los trayectos. Igualmente, por el camino se eliminarían 18 millones de toneladas de CO2.