La plantilla de Easyjet monta una huelga indefinida en Málaga

La plantilla de Easyjet monta una huelga indefinida en Málaga

El sindicato CGT lidera una protesta ante la oleada de despidos suplida con la contratación de eventuales

Carles Huguet

Barcelona

25/05/2016 - 00:52h

easyJet espera ahorrar 50.000 toneladas de combustible al año con el avión híbrido.

Cuando uno viajaba con Easyjet a Málaga hace una década, hasta 90 personas se hacían cargo de sus maletas. El personal del servicio de handling ha disminuido notablemente desde entonces y hoy sólo 60 trabajadores forman el equipo. El recorte se ha agudizado en los últimos meses, con hasta siete despidos desde el invierno. Por ello, el sindicato CGT -minoritario- ha convocado una huelga indefinida a partir del próximo 31 de mayo.

Después de que el aeródromo andaluz se coronara como el de mayor crecimiento del sur de Europa durante el pasado verano, la temporada del frío ha sido más complicada. "El 15 de febrero echaron a tres empleados y el 29 de abril a otros tres", señalan fuentes sindicales. Se suman a los ejecutados en Alicante -al menos tres- e incluso en Madrid.

Apenas seis meses después del último convenio colectivo

Las bajas han sorprendido especialmente a la plantilla, pues llegan semanas después de firmar el cuarto convenio colectivo a nivel estatal. Los 320 trabajadores de tierra de la compañía creían blindarse así del "plan de viabilidad" emprendido por la aerolínea británica.

El texto permitió que parte de los trabajadores contratados a tiempo parcial aumentaran su jornada laboral de las 32 a las 40 horas. "Quizás se dieron cuenta que fueron demasiado lejos", apuntan ahora desde el sector.

Mientras, la aerolínea suple con personal eventual los despidos y un halo de desconfianza se cierne sobre las nuevas incorporaciones. "Antes, los eventuales siempre eran los mismos, que descansaban cada dos años para adecuarse a la ley", explican en el aeropuerto. Ahora, pero, los fichajes comparten un denominador común: Prácticamente todos pertenecieron a la extinta Spanair. Casualmente, la misma compañía de origen que uno de los nuevos dirigentes de sección.

En contrapunto a Barcelona

En paralelo, Easyjet ha anunciado el lanzamiento de nuevas rutas a Ámsterdam y París -con el aeródromo Charles de Gaulle- desde Málaga. Sin embargo, la mayor apuesta en la Península Ibérica se produce en Barcelona, con la apertura de una nueva base que empleará a 300 trabajadores. "Es posible que en Andalucía estemos pagando esta inversión", deslizan en CGT.

Aun así, la inauguración en Cataluña no ha estado exenta de polémica. Según explicó El Economista los sueldos de la tripulación eran un 35% más baratos que los del antiguo hub en Barajas, cerrado en 2007. "Las condiciones del mercado entonces eran muy diferentes a las de ahora", zanjó Javier Gándara, director general en España.