La sombra de la tragedia persigue a Malaysia Airlines

La sombra de la tragedia persigue a Malaysia Airlines

Sus altos costes y bajos ingresos, sumados a la pérdida de dos Boeing 777 en 2014, hacen que la aerolínea se enfrente a un futuro sombrío

Sonsoles Vázquez

Madrid

08/03/2016 - 12:18h

Una mujer escribe en un mural en memoria de las víctimas de los vuelos de Malaysia Airlines accidentados

Malaysia Airlines ha tenido que reducir un tercio su personal, dejar en tierra sus Boeing 777-200 más antiguos y cancelar sus rutas de larga distancia menos rentables. Así espera llegar a un equilibrio en 2018, el mismo año en que a su director ejecutivo, el alemán Christoph Mueller, le vence el contrato.

Su modelo de negocio, en cuestión

Para diversos analistas del sector, esa apuesta por un modelo de negocio regional la dejaría compitiendo exclusivamente a nivel local. Y añaden que Mueller y su equipo no están prestando la atención necesaria a la estrategia a largo plazo de la aerolínea, frente a la intensa competencia de los rivales del sudeste asiático, como Singapore Airlines, Garuda Indonesia y Air Asia.

También critican que la aerolínea siga despidiendo pilotos, ingenieros y directivos de nivel medio. "No imagino cómo será dentro de diez años Malaysia Airlines si sigue recortando empleos, reduciendo el tamaño de su flota y renegociando contratos con proveedores", comenta Shukor Yusof, fundador de la consultora malaya Endau Analytics.

Al menos, la compañía acaba de anunciar su intención de retrasar la venta de algunos de sus aviones A380 y de mantener los seis que tiene en su flota hasta 2018, cuando reciba el primero de sus cuatro nuevos A350 para rutas de medio radio.

En el aniversario del accidente   

La aerolínea ya luchaba antes de los accidentes contra unos costes muy altos y unos rendimientos muy bajos, aunque sus problemas se agudizaron cuando en marzo de 2014 el vuelo MH370 desapareció mientras viajaba de Kuala Lumpur a Pekín con 239 personas a bordo y cuyos restos se siguen buscando. A los pocos meses, en julio, el vuelo MH17 fue a su vez derribado por un misil tierra-aire en Ucrania, provocando la muerte de las 298 personas que iban a bordo.

Ahora que se cumplen dos años de la primera tragedia, los familiares de una docena de los pasajeros chinos del vuelo MH370 han presentado una demanda contra la compañía, en la que le reclaman mayores compensaciones económicas, acusándola de "homicidio imprudente" y exigiéndole que "explique sus errores y la causa del accidente".

Según los datos del radar que maneja la investigación multinacional, el aparato se desvió de su ruta poco después de despegar, para emprender rumbo en dirección suroeste hacia el Océano Índico, donde se habría estrellado.