La Unión Europea obliga a Iberia a indemnizar a dos pasajeros

La Unión Europea obliga a Iberia a indemnizar a dos pasajeros

El Tribunal de Justicia dictamina que la aerolínea es culpable de los retrasos en el vuelo de conexión a un viaje transatlántico

Redacción

04/10/2012 - 11:23h

Un avión de Iberia
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha dictaminado este jueves que Iberia está obligada a indemnizar con 600 euros por persona a dos pasajeros de un vuelo Madrid-Santo Domingo a los que denegó el embarque por un retraso en el vuelo de conexión previo que les traía de La Coruña a Madrid.

"La compensación por denegación de embarque se aplica no solo en las situaciones de exceso de reservas, sino también en aquellas que se deben a otros motivos, en particular motivos operativos" que no son imputables a los pasajeros sino a la aerolínea, señala la sentencia.

Embarque a tiempo

Los pasajeros en cuestión compraron a Iberia sendos billetes de avión para un trayecto de La Coruña a Santo Domingo, que comprendía dos vuelos: el de La Coruña a Madrid y el de la capital española a Santo Domingo. En el aeropuerto gallego facturaron su equipaje directamente a su destino final y recibieron las dos tarjetas de embarque.

El primer vuelo sufrió un retraso de una hora y 25 minutos. Previendo que este retraso haría que ambos pasajeros perdieran su conexión en Madrid, Iberia anuló sus tarjetas de embarque para el segundo vuelo. Pero los pasajeros llegaron a la puerta de embarque en el momento en que se realizaba la última llamada a los pasajeros.

27 horas de retraso

Iberia les impidió subir a la aeronave, alegando que sus tarjetas de embarque habían sido anuladas y sus plazas ocupadas por otros pasajeros. Los demandantes esperaron al día siguiente para viajar a Santo Domingo en otro vuelo, y llegaron a su destino final con 27 horas de retraso.

Los pasajeros solicitaron a la justicia española que se condenara a Iberia a indemnizarles por denegación de embarque sin razón válida. La compañía alegaba que esta situación no podía considerarse denegación de embarque porque no se debía a un exceso de reservas sino al retraso del vuelo anterior. El tribunal nacional preguntó al TUE sobre la interpretación de la normativa comunitaria.

Justificación insuficiente

En su sentencia hecha pública este jueves, la justicia europea admite que en algunos casos existen motivos justificados para denegar el embarque, tales como razones de saludo o de seguridad o la presentación de documentos de viaje inadecuados.

Ahora bien, el Tribunal de Justicia considera que "una denegación de embarque como la que se produjo en este caso no puede asimilarse a esos supuestos, ya que la razón por la que se denegó el embarque no es imputable al pasajero". "Por el contrario, esa denegación de embarque es imputable, en cualquier caso, únicamente al transportista", subraya el fallo.

En otra sentencia que también se ha publicitado este jueves y que afecta a la aerolínea finlandesa Finnair, el Tribunal asegura que "el transportista aéreo está obligado a compensar a los pasajeros cuando se les deniega el embarque debido a la reorganización de su vuelo a raíz de una huelga en el aeropuerto acaecida dos días antes". Tampoco en este caso el problema puede imputarse al pasajero.