Land Rover inventa el viaje sobre ruedas más lujoso del mundo

Land Rover inventa el viaje sobre ruedas más lujoso del mundo

El fabricante de automóviles Land Rover se ha asociado a la exclusiva agencia de viajes Abercrombie and Kent para proponer un viaje de 21 días que explora "a todo trapo" ocho países

Sonsoles Vázquez

Madrid

06/02/2016 - 21:39h

Todos los días se conduce una media de 3 horas por algunos de los lugares más increíbles del planeta.

Land Rover y Abercrombie & Kent trabajan juntos desde hace años, pero nunca habían propuesto un viaje de esta categoría.

Ahora, el "Most Luxurious Road Trip" incita a escaparse durante 21 días por carreteras de todo el mundo, al volante de un Range Rover SVAutobiography, la versión más lujosa y reciente de todos sus todoterrenos, para visitar hasta 8 países de 5 continentes. Y, lógicamente, durmiendo y comiendo en los establecimientos más top de cada destino.

A partir de 130.000 euros

"Hemos concebido un viaje fuera de lo común", explica Mark Cameron, responsable de operaciones de Land Rover. "De Europa a Australia, este viaje expresa la quintaesencia del lujo, pero con el espíritu de aventura de Land Rover y disfrutando de esas experiencias que sólo se tienen una vez en la vida".

Antes de imaginarse sentado en ese cochazo, conduciendo entre paisajes de vértigo, más vale conocer el precio. Es desorbitante, a partir de 130.000 euros por persona, por lo que esta propuesta sólo se comercializa en las agencias Abercrombie de Londres (está en Harrods), Abu Dhabi y Mónaco.

De Europa a Australia

Vayamos ahora al itinerario previsto. Se sale desde Francia, pasando por Niza y Mónaco, para proseguir por la costa de Italia hasta Portofino, los lagos de Como y las montañas Dolomitas. Desde ahí se vuela a Venecia, y luego a Marruecos, para pasar dos noches en el desierto de Ouarzazate y en el macizo del Atlas.

A continuación se coge otro avión hasta Las Vegas, y luego un helicóptero hasta Amangiri, en el desierto de Utah. Se prosigue con un día en el Monument Valley, antes de coger otro helicóptero que lleva al Gran Cañón, para proseguir hacia Chile, el desierto de Atacama y el observatorio de la Nasa en Álamo.

Después de unos días en el país sudamericano, se embarca hacia Australia, para pasar unos días en Sidney, la selva de Tasmania y la paradisiaca bahía de Wineglass Bay. Luego, hay ya que volver a Europa vía Londres