Las aerolíneas belgas se levantan contra las “ventajas fiscales” de Ryanair

Las aerolíneas belgas se levantan contra las “ventajas fiscales” de Ryanair

Denuncian la situación de desventaja con la 'low cost', que asume menos “costes sociales” por sus pilotos

C. Díaz Pardo

09/12/2012 - 20:19h

Las aerolíneas belgas se han levantado en pie de guerra y esperan que el Gobierno acabe con la situación de “desventaja” que, a su juicio, tienen con respecto a algunas compañías low cost, concretamente Ryanair, que asume “menos costes sociales” por su plantilla de trabajadores.

Esta semana saltó la alarma. La radio televisión belga informó de la posibilidad de que Brussels Airlines entrase en una quiebra que afectaría a 10.000 trabajadores en caso de que el Gobierno no aprobase una plan de ayuda al sector aéreo de 30 millones de euros. La noticia fue desmentida por la propia compañía que, si bien reconoció que su situación es complicada, negó tanto la quiebra como que haya pedido dinero al Estado.

Sin embargo, esta filtración sirvió para sacar a la luz que el Gobierno belga trabaja en un análisis de las demandas del sector y, concretamente, en corregir la situación de desventaja que, según las compañías belgas, estas sufren con respecto a Ryanair, que opera en el país con menores costes salariales que el resto de aerolíneas.

Críticas


Según demanda Brussels Airlines, los costes para el empleador belga de un piloto son los más altos de toda Europa. Sin embargo, Ryanair “no asume estos costes sociales” por sus trabajadores en los países en los que opera, como Bélgica, sino que mantiene los del país donde está su sede, Irlanda. Un representante de Brussels indicó esta misma semana que la diferencia entre el coste que asume una compañía del sector en Bruselas, con respecto a otra con sede en Dublín es de un 60%.

El sector de los pilotos semeja también de acuerdo con gran parte de las reivindicaciones y es que, según informan a 02b, no entienden que la compañía irlandesa no se deba someter a “la misma ley laboral, de seguridad y de seguridad social”. Además, entre las críticas que le achacan a la compañía de O'Leary está la de, supuestamente, tener a gran parte de su plantilla de pilotos con contrato de autónomos.

Los acuerdos de Brussels con los pilotos


Por otro lado, Brussels Airlines acaba de cerrar este fin de semana un acuerdo con sus pilotos que se enmarca dentro de una serie de medidas temporales que buscan incrementar la productividad.

Según informan, los pilotos deberán renunciar a su sistema de pensiones, tendrán que aumentar su productividad y disponer de una mayor flexibilidad, así como ver congelado su salario. Esto supondrá un 30% de ahorro para la compañía. Como contrapartida, obtienen un plan de futuro que se basa, fundamentalmente, en la promesa del mantenimiento de salarios además de la implantación de nuevas líneas.