Las aerolíneas descubren el filón de la clase económica 'noble'

Las aerolíneas descubren el filón de la clase económica 'noble'

Grandes compañías ya han introducido pequeñas innovaciones en las aeronaves para ofrecer un extra de confort y calidad a los pasajeros que optan por las tarifas más baratas

02B / P.J.

Barcelona

19/01/2016 - 19:00h

Dos pasajeros disfrutan de los extras que ofrece Air New Zealand en la clase económica

El dominio en los cielos de las low cost ha marcado tendencia en la última década. La estrategia de apelotonar a cada vez más pasajeros en los aviones, casi siempre en detrimento de la comodidad del viajero, se ha extendido por las clases económicas de la mayoría de aerolíneas.

Sin embargo, en los últimos años varias compañías han optado por salirse del camino marcado por Ryanair o Easyjet, ofreciendo un mejor servicio en la gama de billetes más barata.

Un sofá en clase económica

Air New Zealand, elegida mejor aerolínea de 2015, se ha hecho un hueco por derecho propio entre las empresas más innovadoras. Dentro de sus tickets de clase económica, esta compañía ofrece el servicio Skycouch, una fila de tres asientos que se convierte en una especie de sofá, perfecto para descansar durante los trayectos más largos.

Economy & Skycouch™ 777-300 from Air New Zealand USA on Vimeo.

La idea, de gran éxito entre los usuarios de la firma neozelandesa, ya ha encontrado réplica en mercados como el asiático. Este es el caso de China Airlines, que oferta un servicio especial a las familias que viajen en la clase económica de sus Boeing 777-300. A la opción de reclinar ampliamente el respaldo y levantar el soporte de los pies, la compañía asiática añade una oferta de entretenimiento centrada en los niños.

Un servicio premium

Sin embargo, la tendencia más común entre las aerolíneas ya es ir un paso más allá, añadiendo una categoría extra a las tradicionales economy y business. Se trata de la clase económica Premium, un tipo de billete que permite obtener un servicio relativamente básico, pero con una serie de comodidades que rápidamente percibe el viajero. 

Lufthansa estrenó en 2014 la categoría Premium Economy. Esta clase ofrece, por encima de todo, un mayor espacio para los pasajeros, tanto en la parte delantera del asiento, como en los laterales. Y todo ello sólo por un precio ligeramente superior. 

La compañía norteamericana Delta Airlines también ofrece la clase Economy Comfort, con prioridad en el embarque, diez centímetros más en el espacio para las piernas y la posibilidad de reclinar un 50% más el respaldo, entre otros servicios. Otras compañías como la australiana Qantas, Soutwest Airlines o Singapore Airlines, con sus diferentes variantes, también ofrecen ya este tipo de billetes.

Rentabilidad para las compañías

Las dudas que generan estos servicios extra vienen, como es obvio, desde el lado de las compañías. ¿Resulta rentable ofrecer más espacio y mejor servicio a cambio de una tarifa reducida? Los responsables de Skift, portal especializado en la innovación aplicada a la industria turística, han llegado a la conclusión de que sí. 

Según una simulación en base a diferentes modelos de cabinas para un mismo tipo de avión, la opción de ofrecer hasta cuatro categorías de billetes (Economy, Premium Economy, Business y First Class) acaba aumentando la rentabilidad de la ruta. Esto es posible gracias a los beneficios que la "clase media" aporta en la facturación de los vuelos.