Las agencias de viaje reclaman un año después por la huelga de controladores

Las agencias de viaje reclaman un año después por la huelga de controladores

La Asociación Catalana de Agencias de Viaje presentará una demanda solidaria contra AENA, Fomento y el colectivo de profesionales por los paros repentinos de 2010

Joan Oliva

23/01/2012 - 19:50h

La Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV) está decidida a llevar ante los tribunales a los controladores aéreos, a AENA y al Ministerio de Fomento por la huelga sorpresiva del colectivo de profesionales de las torres de control que ocurrió a primeros de diciembre de 2010. Los asociados a la entidad reclaman, un año después, 1,3 millones de euros por daños al sector.

El viernes 20 de enero expiró el plazo para recibir una respuesta de la Administración a la primera reclamación que presentó ACAV. “No hemos recibido la respuesta de nadie, como nos temíamos”, ha explicado la gerente de la entidad, Catiana Tur. Los servicios jurídicos de la entidad ya trabajan con las agencias para que éstas confirmen su decisión de seguir adelante  el contencioso administrativo.

“Se reclamará por daños producidos en particular a cada agencia o grupo de agencias. Las primeras en propiciar la demanda son un máximo de 8 asociados”. Esta demanda que va a presentar ACAV se produce en nombre propio de las minoristas y mayoristas perjudicadas por aquel plante repentino, y no en el de sus clientes finales, han aclarado desde la entidad.

Elevados gastos de gestión


Además de los pasajeros, las propias empresas organizadoras de viajes sufrieron de manera directa las consecuencias del plante de los controladores. Por ejemplo, en forma de gastos de gestión por una ingente cantidad de vuelos tramitados y que al final no se realizaron, y que suponen importes nada desdeñables. “Sufrieron infinidad de gastos de anulación”, matiza la portavoz de ACAV.

La jurisprudencia existente muestra casos de sentencias presentadas por particulares contra AENA o contra Fomento por aquellos incidentes, y que fueron rechazadas por los tribunales al considerar que el organismo aeroportuario fue sorprendido por el plante de controladores. “Se han ido pasando la pelota los unos a los otros”, esgrime Tur, que confirma que la demanda a presentar será solidaria contra los tres colectivos.

Por este motivo, las minoristas y mayoristas pertenecientes a la asociación se constituyeron en plataforma de afectados desde el primer momento. ACAV dispone ahora de algo menos de un mes para presentar la demanda judicial.