Las autoridades alemanas acusan a Lufthansa de no informar sobre Lubitz

Las autoridades alemanas acusan a Lufthansa de no informar sobre Lubitz

La aerolínea asegura que no ha ocultado información relevante sobre el copiloto

Redacción

Barcelona

06/04/2015 - 21:40h

Lufthansa sabía desde 2009 que Lubitz sufría depresión severa

A medida que la investigación por la tragedia del vuelo 9525 de Germanwings avanza, cada vez más miradas se fijan en el papel de Lufhtansa. El último organismo en apuntar a un posible fallo en los protocolos de selección de personal de la aerolínea alemana ha sido la autoridad aérea alemana, la LBA. El organismo señala con el dedo a la mayor compañía aérea de Europa de ocultar información sobre la salud mental de Andreas Lubitz.

Lufthansa admitió la semana pasada que el copiloto había notificado un episodio previo de depresión grave en 2009. Lubitz tuvo que remitir la información a la compañía para retomar su formación, interrumpida por sus problemas psicológicos. Posteriormente, superó todos los tests que se le hicieron para confirmar su estado de salud y finalmente recibió el visto bueno para volar.

La LBA asegura que Lufthansa en ningún momento le remitió toda esta documentación. Acusan a los médicos de la compañía de no haber informado de la grave depresión que padecía el copiloto. La firma alemana, a través de un portavoz, ha asegurado que la firma cumplió con todos sus compromisos con LBA.

Lufthansa hasta ahora ha dado la cara en todo momento. La firma ha mantenido una política comunicativa muy activa con los medios y ha informado puntualmente de todos los avances de la investigación. No obstante, las datos que han aparecido en los últimos días ensombrecen su labor. De hecho, la compañía se ha negado a dar más datos sobre este punto. Según explica, para no entorpecer la investigación que lleva a cabo la Fiscalía de Düsseldorf.