Las azafatas señalan a algunos pasajeros como lo peor de su trabajo

Las azafatas señalan a algunos pasajeros como lo peor de su trabajo

Uno de cada tres tripulantes de cabina admite haber acabado llorando debido al comportamiento de algun viajero

02B

Barcelona

15/02/2016 - 14:20h

Dos tripulantes de cabina de Air Europa, en una imagen de archivo

Comentarios subidos de tono, malas caras, desprecios y hasta tener soportar alguna mano más larga de lo habitual. Situaciones a las que, tarde o temprano, tienen que afrontar todas las azafatas. Cansadas de muchos viajeros, lo tienen claro: Algunos pasajeros son lo peor de su trabajo.

Los datos, aportados por Jetcost, revelan que un tercio de los tripulantes de cabina españoles han acabado llorando ante el comportamiento de algún cliente. Es más, el 26% reconoce que atender a algunos es la parte más negativa de su empleo. El enemigo, los ruidosos y excitables y los que se pasan con el alcohol a bordo.

Desde el sindicato STAVLA rebajan el tono de los resultados. Si bien hay pasajeros que son capaces de causar el caos en el vuelo, "lo peor del trabajo es el temor de que el avión sufra un incidente y debas actuar".

Siempre es el alcohol

Además, denuncian que "casi siempre es el alcohol" el causante de los altercados. "Una vez un alemán que había bebido más de la cuenta se encerró en el lavabo diciendo que iba a volar el aparato", ilustra un portavoz. "En otro trayecto, una señora de primera clase no dejaba entrar a nadie al baño y sostenía que tenía un permiso médico para fumar a bordo", prosigue.

Por ello, desde la asociación avisan: "No entendemos como todavía está permitido beber en un avión". 

Los niños y los conquistadores

Tras los estridentes y los borrachos, la 'lista negra' la copan los niños hiperactivos y que no paran de llorar, aquellos pasajeros que pulsan el botón de emergencia cada media hora y los que tratan de flirtear con la plantilla.

Pese a que el 74% se ha planteado reprender a los clientes por su comportamiento, sólo el 6% admite haberlo hecho alguna vez.

La conciliación, otro punto en contra

No sólo algunos viajeros despiertan las críticas de las TCP. El 20% señala que perderse las reuniones y encuentros con amigos y familiares es lo que peor llevan de tu trabajo. Le siguen el salario (16%), el uniforme (13%), los horarios (10%), la comida a bordo (8%) y la obligatoriedad de hacer dieta (3%).