Las cancelaciones de Vueling siembran el caos en El Prat

Las cancelaciones de Vueling siembran el caos en El Prat

La aerolínea ha cancelado el sábado 19 vuelos desde la terminal de Barcelona, y otras salidas han tenido hasta seis horas de demora

Cerodosbé

Barcelona

02/07/2016 - 13:34h

Un A320 de la aerolínea Vueling.

Otra mañana fatídica para los usuarios de Vueling que debían tomar vuelos desde Barcelona, en el primer fin de semana de las vacaciones de julio. Los mostradores de facturación y atención al cliente de la aerolínea en El Prat son un reguero de pasajeros malhumorados, con sus maletas a cuestas, en espera de respuestas o de horarios precisos para viajar.

Vueling ha cancelado 19 vuelos con destino u origen de la capital catalana, y la mayoría de rutas arrastran atrasos de hasta seis horas. El director comercial de la aerolínea de bajo coste, David García Blancas, pidió públicamente disculpas el viernes a los clientes afectados por los retrasos y las cancelaciones, y dijo que la compañía está "volcada en arreglar la situación actual".

La compañía se ha limitado a informar que la situación se debe a “un problema operativo”, y ofrecen a los afectados la posibilidad de cambiar sus billetes o recuperar el dinero. Pero lo que quieren los pasajeros es volar.

Algunos de los vuelos cancelados en la mañana del sábado han sido los que debían partir hacia Argel, Cagliari, Londres, Málaga o París, así como otros dos con destino Barcelona y origen Londres, Málaga y París. Además, no han operado los vuelos de Bilbao a Alicante, un Bilbao-Málaga y un Alicante-Bilbao.

Los sindicatos acusan a los ex directivos

Los sindicatos niegan que los problemas se deban a una huelga encubierta, y responsabilizan los desordenes operativos a “a una nefasta gestión y previsión por parte de la anterior directiva”. En un comunicado, el Sindicato de Tripulantes Auxiliares de Vuelo de Líneas Aéreas (STAVLA) dijeron que los empleados de la línea aérea, como los pasajeros, son "una víctima más de la mala praxis empresarial".

El sindicato dice que ya hace tiempo que advirtió de la falta de planificación y el posible colapso que se podía producir este año a la vista del crecimiento operativo ilimitado planeado por la empresa. "Lamentablemente fuimos ignorados y la empresa continuó su proyecto de expansión desmedida hasta sus últimas consecuencias, sin solidificar primero las bases de la compañía. El resultado es el presente", denuncia.

La Agencia Catalana de Consumo (ACC), dependiente de la Generalitat, ha enviado un requerimiento a Vueling y otro a Aena para reclamarles toda la información posible acerca de las causas de estos problemas en la operativa de la aerolínea, que algunas fuentes del sector atribuyen a problemas organizativos por falta de personal y de aviones para cumplir con los billetes vendidos.