Las concesionarias de autopistas crean el vía-t más barato de España

Las concesionarias de autopistas crean el vía-t más barato de España

Abertis, Ferrovial e Itínere lanzan su sistema de pago para peajes y aparcamientos con el objetivo de copar el 10% del mercado en un año

Ismael García Villarejo

Madrid

21/10/2014 - 13:54h

Las mayores concesionarias de autopistas españolas se han unido para crear su sistema de vía-t (telepeaje). Abertis Autopistas, Cintra Infraestructuras (de Ferrovial) e Itínere Infraestructuras han constituido Bip&Drive, que empieza a operar este mismo miércoles. Hasta la fecha, sólo los bancos disponían de productos similares y han logrado que prácticamente cuatro de cada diez pagos en peajes se encauzaran a través de este tipo de dispositivos. La Caixa domina, por ahora, el mercado.

España es, a pesar de que los grupos de crédito lanzaron a principios de los dos mil los primeros vía-t, uno de los países con menor penetración del sistema. La cuota del 38% se queda muy atrás respecto a los vecinos inmediatos. En Portugal se acumulan el 90% de las transacciones, mientras que Italia supera el 80%. Este es el campo que Bip&Drive quiere explorar. "No hemos venido a canibalizar a nadie, sino a convencer a nuevos usuarios", explica el consejero delegado, Marcelo Levit.

Estrategia comercial

La penetración relativa de los vía-t se explica con varios motivos; aunque la barrera principal que frena a los consumidores es el precio. Por esta razón, las concesionarias han decidido sólo cobrar una cuota de mantenimiento (12 euros al año) y regalar el alquiler y fianzas del aparato, que se engancha a la luna de los vehículos. De este modo, Bip&Drive nace como la opción más barata. Su precio compite con los 50 euros de media al año que cuesta el mismo servicio a través de un banco.

Con la reducción de precio también pretenden convencer a los usuarios esporádicos de autopistas. Según los estudios de las concesionarias, los conductores opinan que el vía-t sólo es útil para aquellos que pasan con frecuencia por los peajes. Además del precio, Levit está convencido de que los servicios añadidos, como descuentos en aparcamientos y autopistas, y la "vocación de servicio", con posibilidades a disposición del usuario como ofrecer una única factura con IVA desglosado a los empresarios, aseguran el éxito de la operación. El objetivo es copar el 10% del mercado en un año y gestionar 150.000 aparatos. La compañía no ha facilitado cifras de inversión, ni previsiones de facturación ni beneficio esperado.

En manos de los bancos

El accionariado de Bip&Drive está controlado por Abertis (participada por La Caixa), que tiene la mitad del capital. Ferrovial e Itínere poseen un 25% cada una. "Uno de los activos de la compañía es la presencia de las tres concesionarias en España". Juntas administran el 87% de los kilómetros explotados en el país. Juntas llegan a un mercado inmaduro y en manos de los bancos con una de las tasas más pobres de Europa. A pesar de ello, "no es despreciable el trabajo hecho", remarca Levit.

Aunque "no es lo mismo una empresa volcada con un servicio que ofrecer al cliente un producto más de un portafolio bancario", concluye el responsable de Bip&Drive.