Las cuatro mejores carreteras del mundo para los amantes de la conducción

Las cuatro mejores carreteras del mundo para los amantes de la conducción

Brasil, el Reino Unido, Italia y Mónaco protagonizan una clasificación elaborada para los que disfrutan del viaje

Redacción

Barcelona

01/08/2015 - 14:24h

Una de las carreteras más espectaculares del mundo.

Cuentan que en unas vacaciones, en muchas ocasiones, las mejores experiencias no se viven al llegar a tu destino. Las vivencias inolvidables se producen durante el viaje. Disfrutar del camino, dicen. Por ello, el antiguo piloto de Fórmula 1 y sobrino del tri campeón mundial, Bruno Senna ha escogido las cuatro mejores carreteras para disfrutar de la conducción.

1. La carretera de Sao Paulo a Jacareí (Brasil). Fue la primera vía por la que condujo tras obtener el permiso. Una ruta que transcurre entre árboles e imponentes montañas, con espectaculares subidas y vistas espectaculares.

Sao Paulo - Jacareí

2.  La Route de La Turbie (Francia). Esta carretera de Mónaco ha sido elegida por el conductor por sus largas rectas, ideales para poner a prueba la aceleración de tu vehículo. Curvas rápidas, para pasar con marchas largas y una gran subida con el mar como telón de fondo. Al final, el premio es llegar a la "Tête de Chien", la panorámica es insuperable.

Turbie

3. La ruta que conecta Anglesey con Londres (Reino Unido). Los tópicos británicos, reunidos en una sola carretera. Típicas villas inglesas salteadas con hondos bosques y lagos transparentes. La combinación de colores la hace necesaria para aquellos que quieran llegar a la city londinense de una manera diferente.

Anglesey - London

4. La Mille Miglia (Italia). "Quizás la ruta más hermosa del mundo", se fascina Bruno Senna. La vía une el norte de Italia, desde Brescia, con Roma. Un trayecto en el que podrás ver los acogedores pueblos transalpinos y contemplar la inmensa cantidad de matices que existen en un país como el de la bota. Protagoniza además, una de las carreras más antiguas de coches de época del mundo.

Mille Miglia