Las deudas de Spanair generan una crisis política en Barcelona

Las deudas de Spanair generan una crisis política en Barcelona

El PSC cree que la Generalitat comete fraude con 25 millones de euros que el consistorio prestó a la aerolínea

El líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, ve un "fraude" en la fórmula pactada para que la Generalitat devuelva los 25 millones que el consistorio prestó a Spanair a través del gobierno de Artur Mas.

Amenaza con recurrir a los tribunales.

En la última etapa de la aerolínea que presidía Ferran Soriano, ambas administraciones acordaron una inyección de urgencia de dinero público.

Resistir a toda costa

El objetivo era que Spanair aguantara en el aire hasta que se sustanciaran las negociaciones con Qatar Airways. El gobierno de Xavier Trias prestó 25 millones a la Generalitat.

A su vez, el gobierno autonómico los traspasó a la empresa semi-pública.

Trias (CiU) heredó del gobierno socialista de Jordi Hereu uno de los consistorios más saneados de Europa.

Negociaciones

Con Spanair quebrada y en concurso de acreedores, ambas instituciones iniciaron las conversaciones para estudiar bajo qué fórmula podía recuperar Barcelona sus recursos.

La Generalitat debe, entre varios conceptos, más de 250 millones a la capital catalana.

Finalmente el Govern y el ayuntamiento pactaron en noviembre la devolución de 29 millones. Cuatro más de los que se aportaron.

Infraestructuras a cambio

La moneda de pago elegida, con la Generalitat al borde de la quiebra, fue la ejecución de inversiones de varias consellerias en la ciudad.

El PSC denuncia que esas obras ya estaban finalizadas en 2011 o, en el mejor de los casos, comprometidas en los presupuestos de entonces.

Los socialistas barceloneses creen que Trias está perdonando una deuda al gobierno catalán, de su mismo signo político.

Fraude

En un encuentro con los medios, Martí ha defendido que no puede haber carácter retroactivo en un convenio. Ha hecho el símil con un amigo que considerara saldada una deuda con una cena que se celebró hace años.

"No lo puedo calificar de ninguna otra manera que de fraude".

En las últimas semanas de Spanair, el gobierno de Mas involucró, a través de la Conselleria d’Economia, a Fira de Barcelona, al Institut Català de Finances y a instituciones como Turisme de Barcelona.

Recursos públicos

Spanair recibió alrededor de 300 millones del erario catalán tras su adquisición por un grupo de empresarios a la aerolínea escandinava SAS.