Las empresas españolas pierden el miedo al jet privado

Las empresas españolas pierden el miedo al jet privado

El pastel de la aviación corporativa crece un 4% al año por el pasajero business

Ignasi Jorro

Barcelona

22/05/2015 - 21:05h

La aviación privada se expande en España

La aviación privada crece en España espoleada por los hombres y mujeres con maletín. El negocio de los jets corporativos aumentó un 4% el año pasado al calor de una mayor demanda por parte de las empresas. Las dos mayores terminales de aviación business, Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, aumentaron pasajeros en 2014.

La terminal de aviones privados en la instalación madrileña sumó 69.801 pasajeros, un 2% más que el año anterior. Por su parte, las operaciones en Barcelona totalizaron 8.152, un 4% más que en 2013. Además, el primer trimestre ha sido positivo, con aumentos del 2,2% en Barcelona y un incremento similar en Madrid.  

El grupo Gestair está al mando de las dos terminales privadas en las dos mayores ciudades españoles. Su director general, José Ramón Barriocanal, advierte que el pasajero business ya representa "el 85% del tráfico en España".  

Horas voladas y operaciones

La aviación ejecutiva, subraya Barriocanal, mide su rendibilidad en operaciones y horas voladas, no en tráfico. Ambas magnitudes fueron positivas en 2014. "La facturación alcanzó los 51 millones de euros, con la previsión de llegar a los 55 millones este año", añade.  

El grupo aeronáutico también admite "más operaciones a larga distancia, lo que aumenta el número de horas voladas". Además, su división de servicios –que entre otros presta mantenimiento de la Fuerza Aérea de la diplomacia española—aumentó operaciones en un 5% el año pasado.

Cambio de paradigma 

Globalmente, la aviación privada muta de ser un coto privado de pasajeros acaudalados a ser una posibilidad a tener en cuenta en los viajes de empresa. "Quizás sale más barato enviar a ocho ejecutivos y volver el mismo día que pagar el hotel a todos ellos", señala el consejero delegado.  La recuperación económica también ha contribuido a la recuperación del sector.

Tanto es así que Gestair ya piensa en su expansión internacional, que empezará por Europa.