Las grandes aerolíneas se reinventan ante el tirón del AVE

Las grandes aerolíneas se reinventan ante el tirón del AVE

Las compañías reducen frecuencias, programan aviones más pequeños y abandonan rutas

Redacción

Barcelona

07/09/2014 - 23:24h

AVE hacia el aeropuerto de El Prat
La competitividad del transporte ferroviario se ha sumado a las numerosas mutaciones que han tenido que afrontar las grandes aerolíneas en los últimos años, quizá la más importante, el crecimiento de las líneas low cost, con Ryanair a la cabeza.

Si la solución que han encontrado las compañías para enfrentare a las aerolíneas de bajo coste es competir directamente en el mercado low cost con sus propias filiales, hacer frente al AVE es todavía una incógnita a descifrar. La tendencia que se está imponiendo en Europa es promover la colaboración entre ambos tipos de transporte.

De hecho, Desde 2001 los clientes de Air France viajan en tren entre París y Bruselas, ruta a la que se sumó el pasado año la de París-Estrasburgo, aunque en este caso la aerolínea sigue ofreciendo vuelos entre ambas ciudades. También KLM ofrece esa opción entre Ámsterdam y Bruselas desde 1998, informa EFE.

En España, Air Europa comercializa desde 2008 un billete combinado entre avión y tren, aunque esta modalidad, que ahora también ofrecerá Iberia, no ha tenido demasiado éxito, entre otros factores, por la falta de interés de las agencias de viajes

Pero en territorio español, la amenaza del AVE es muy reciente. Renfe puso en marcha una fuerte bajada de precios que rompió el equilibrio en el puente aéreo entre Madrid y Barcelona. Las frecuencias se han reducido. Air Europa ha pasado de ofrecer 10 enlaces diarios a 2, mientras que Iberia estudia cederle la explotación de la ruta a alguna filial (Iberia Express o Air Nostrum).

Reducir frecuencias, programar aviones más pequeños con el mismo número de vuelos, o, directamente, dejar de operar líneas es precisamente la tendencia general en Europa para contrarrestar la competencia del transporte ferroviario, fundamentalmente en trayectos inferiores a 700 kilómetros.

Otros ejemplos se registran en la línea de Madrid-Sevilla o Madrid-Málaga, que opera Iberia Express, y que coinciden con trayectos del AVE.

Por su parte Air Europa ha optado por contratar a Swiftair para que opere algunas rutas entre Madrid y ciudades como Valencia, Badajoz o Málaga