Las huelgas y BMI hundirán a IAG en pérdidas millonarias

Las huelgas y BMI hundirán a IAG en pérdidas millonarias

La fusión entre Iberia y British Airways perderá 166 millones en 2012 por los pilotos y la compra de la 'low cost' de Lufthansa

El 'holding' resultante de la fusión de Iberia y British Airways (BA), International Airlines Group (IAG), perderá 166 millones de euros este año por el encarecimiento del combustible, la huelga de Iberia y el impacto por la adquisición de BMI, según el último informe de Citi.

En su análisis de enero, la entidad financiera ya advirtió del "riesgo" que suponía la situación laboral de Iberia para las cuentas de IAG, un factor al que se ha sumado la subida del precio del crudo y las operaciones por la adquisición de BMI, que Citi calcula en 100 millones de euros para 2012.

En concreto, IAG se gastará unos 325 millones de euros para poner en marcha la antigua 'low cost' de Lufhtansa, una cifra resultante de la suma de los 119,8 millones de costes de integración en tres años y de los 172,5 millones de libras esterlinas (208,6 millones de euros), en los que se cifra el acuerdo de compra entre la alemana e IAG.

Según este informe, "es muy probable" que el monto total aumente aún más, "debido a que IAG quiere invertir en más capital para reemplazar la mayor parte de la flota de corto radio de BMI (actualmente cuatro en propiedad y 23 en 'leasing') por aviones de largo alcance".

El plan real para BMI

No obstante, el "mayor activo" de adquirir la 'low cost' de la alemana son sus derechos de aterrizaje y despegue ('slots') que BMI tiene en el aeropuerto londinense de Heathrow. "El precio medio por cada par de 'slots' es de 4,9 millones de libras (5,8 millones de euros)", calcula Citi.

La idea de IAG es usar estos 'slots' para operaciones de larga distancia. "Estimamos que el ingreso podría pasar de 600 millones de euros a 1.500 millones, lo que supondría el 15% de volumen de negocio de BA y el 9% del 'holding'", afirma el estudio.

Despidos en BMI

Como consecuencia de la compra al grupo alemán Lufthansa, IAG podría recortar 1.200 puestos de trabajo en la aerolínea británica, según ha informado BA a sus trabajadores.

De hecho, Citi menciona la posibilidad de operar las aeronaves de BMI con tan solo dos tercios de los empleados existentes "debido a que la economía de escala podría reducir funciones indirectas de gestión y administración", algo que ahorraría al grupo aéreo entre 50 y 60 millones de euros.

En este sentido, BMI ha iniciado un periodo de consultas con los sindicatos dentro del proceso de integrar la aerolínea, que cuenta con una plantilla de 3.600 trabajadores y registró unas pérdidas de 153 millones en 2010.

Por su parte, la fusión Iberia-BA registró en 2011 unos beneficios después de impuestos de 555 millones de euros, lo que supone más de cinco veces la cifra obtenida en 2010, que ascendía a 100 millones de euros y con una cifra de negocio que se disparó hasta los 16.339 millones de euros, un 10,4% más.