Las nuevas tasas de AENA son superiores al 10%, según las 'low cost'

Las nuevas tasas de AENA son superiores al 10%, según las 'low cost'

EasyJet afirma que el incremento es de un 18% y denuncia que el Gobierno ha incluido en su media una reducción de las tasas de navegación, ya de por sí bajas

Gabriel Trindade

04/05/2012 - 21:46h

No hay mejor expresión que hecha la ley, hecha la trampa para recoger la indignación del director general de EasyJet en España y Portugal, Javier Gándara, sobre las nuevas tasas de AENA que se aprobarán con los presupuestos generales del estado previsiblemente en junio. En ellos, el Gobierno contempla una subida media de impuestos a las compañías del 10%. "Lo que no se está explicando es que realmente las tasas aeroportuarias aumentarán un 18% mientras que las de navegación se compensarán con un descenso del 7%. De ahí, la cifra del Gobierno pero es que hay un problema: estas últimas ya son de por sí bastante bajas".

Gándara indica que además este incremento puede ser muy perjudicial para aeropuertos como el de Madrid o el de Barcelona que ya tienen tasas más elevadas que el resto. "No se puede tratar a todos por igual. A ese porcentaje, nos saldría a nueve euros. Es casi un 15% del precio medio de un billete de EasyJet [que oscila sobre los 70 euros]", dice y señala que el año anterior los impuestos aeroporturarios ya subieron. La única explicación lógica que encuentra es que el Gobierno cree "erróneamente" que la demanda de estos dos aeropuertos es más elástica y que puede soportar ese incremento.

Gravar el billete o no

EasyJet no está sola en sus críticas. Durante estos días son varias las aerolíneas (Vueling, AirNostrum, etc.) que han expresado, cuanto menos, su preocupación por las medidas. "Creemos muy difícil que el 100% de esta tasa se pueda aplicar al billete de igual forma que no gravamos la subida del 50% del carburante del año pasado", explican fuentes de Vueling. En este sentido, la aerolínea presidida por Josep Piqué indica que "puede que haya gente que piense que 10 euros no es mucho pero hay que tener en cuenta el efecto multiplicador para las familias". Dada la situación, Vueling aún no ha decidido como incorporará la cuantía.

A todo esto, las aerolíneas se encuentran con otro poblema. Cuando se aprueben las tasas, las compañías ya habrán vendido miles de billetes a sus clientes sin tener en cuenta ese aumento. Tanto Vueling como EasyJey son cautos sobre qué hacer con esta situación y aseguran que aún lo están estudiando. Por su parte, RyanAir parece tenerlo todo muy decidido. La aerolínea presidida por el excéntrico Michael O’Leary avisó por correo electrónico a todos sus clientes que es posible que se les exija un pago equivalente a las tasas que apruebe el Gobierno.