Los aeropuertos de Girona y Reus, inviables sin la Generalitat

Los aeropuertos de Girona y Reus, inviables sin la Generalitat

El Govern ha negociado la práctica totalidad de sus vuelos para la temporada de invierno

Gabriel Trindade

17/11/2012 - 21:52h

Girona y Reus no son aeropuertos atractivos para las aerolíneas. Sobre todo, durante la temporada de invierno. La Generalitat ha tenido que esmerarse para rubricar acuerdos con las aerolíneas para que, una vez acabado el verano, mantuvieran sus vuelos. El Govern ha participado en las negociaciones del 100% de los vuelos de esta temporada de invierno de Reus y el 96% de los de Girona.

La actuación de la Generalitat es necesaria ya que ambos aeropuertos son muy estacionales. "Principalmente lo que se ha logrado es que Ryanair, la principal compañía de estos aeródromos, deje parte de su músculo durante estos meses de menor afluencia", aseguran fuentes del sector. "En general, todas las aerolíneas tienen acuerdos como los de Ryanair", añaden.

El acuerdo de Ryanair

El acuerdo al que Govern y Ryanair llegaron a principios de este año estipula que la compañía debe llegar a un mínimo de tres millones de pasajeros en Girona o, de lo contrario, se reducirá la subvención. El Govern --que maneja unas previsiones negativas al respecto-- entrega ocho millones de euros a la compañía de Michael O'Leary por los vuelos a los dos aeródromos.

Por ahora, Girona ha mejorado resultados respecto al año anterior. De abril de este año --que es cuando se firmó el acuerdo-- a septiembre (últimos datos disponibles de AENA), por Girona han pasado 2.053.303 de pasajeros. Una cifra que supone una mejoría respecto al mismo periodo de tiempo del año pasado --se transportaron 1.897.788--. De estos, aproximadamente 1,8 millones volaron con la aerolínea de O'Leary.

Estadísticas de invierno

Sin embargo, los próximos meses van a experimentar un fuerte descenso de pasajeros. Sin ir más lejos, Girona recibió, en diciembre de 2011, 94.739 pasajeros y 88.029 en enero de este año. Caso paradigmático es el de Reus: en diciembre del año pasado recibió 594 pasajeros mientras que en enero fueron 1.029.