Los alemanes retrasan su aeropuerto estrella hasta marzo

Los alemanes retrasan su aeropuerto estrella hasta marzo

Lufthansa, Vueling y easyJet mantienen los planes hacia Brandeburgo y Air Berlin se queja de la demora

CRISTINA NAVEDA

31/08/2012 - 18:06h

Nuevo aeropuerto de Berlín-Brandeburgo
Alemania ha tropezado con un proyecto, el de la reforma del aeropuerto de Berlín-Brandeburgo Willy Brandt, que tras sufrir un nuevo retraso, acaba con el mito de que en el país las cosas siempre salen bien. Hasta el próximo 17 de marzo no verán la luz las nuevas instalaciones, que acusan deficiencias en el sistema anti-incendio.

Mientras tanto, Lufthansa y Vueling siguen operando desde España hacia el aeródromo de Tegel sin queja alguna. Lo mismo que easyJet a Schonefeld. Sin embargo, Air Berlin se ha lamentado de que la demora tras demora de la inauguración de la nueva terminal ha supuesto un cambio de planes en sus vuelos.

La última apertura de la instalación --prevista para el pasado 3 de junio-- representó un “problema” para la aerolínea de bajo coste germana. Según explicó la compañía, había adoptado todas las medidas de infraestructuras y había programado operaciones para ese mismo día.

Ante el aplazamiento, Air Berlin --que situará en él su hub-- tuvo que hacer frente a problemas logísticos “graves”, que además conllevaron costes adicionales “incalculables”, reconoció.

EasyJet da su apoyo


La aerolínea de Carolyn McCall incluso justifica que la apertura se posponga. “Debido a que la principal prioridad de easyJet es la seguridad de la los pasajeros y tripulación, la aerolínea apoya la decisión tomada por la gerencia del aeropuerto Berlín-Brandeburgo”, explica en su página web.

La inglesa continúa operando de forma normal desde el aeropuerto Berlín-Schoenefeld y aclara que ningún otro aspecto de los itinerarios se ha modificado.

Con siete meses vista


Alemania tardará siete meses más en poder disfrutar de su nuevo aeropuerto por problemas técnicos con los sistemas de protección contra incendios, según reconoce la entidad aeroportuaria. Sin embargo, no es la primera ni la segunda vez que aplaza su arranque de operaciones.

Para protegerse de otra posible tardanza en su estreno, el calendario se ha diseñado con lejanía en el tiempo. De esta manera, los responsables de la terminal se protegen de un posible aluvión de críticas, si las próximas “inspecciones, aprobaciones y certificaciones” de dichos sistemas vuelven a ser “insuficientes”, asegura.

45 millones de pasajeros


Berlín-Brandeburgo se diseñó para sustituir a tres antiguos aeropuertos de la capital alemana. El de Templehoff cerró el 30 de octubre de 2008, y los de Tegel y Schonefeld pondrán el candado cuando el nuevo esté en funcionamiento.

El aeropuerto --con código de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), BER-- tendrá una capacidad inicial de hasta 27 millones de pasajeros. Dependiendo del desarrollo de viajeros, podrá ampliarse para dar cabida a un máximo de 45 millones.

Según las previsiones, el aeropuerto de Berlín-Brandeburgo dotará a la región de la capital alemana de la capacidad necesaria para las próximas décadas.