Los aviones de Top Fly se pudren en el aeropuerto de Sabadell

Los aviones de Top Fly se pudren en el aeropuerto de Sabadell

Cinco peritos han rechazado la tasación mientras los aviones son desvalijados

Carles Huguet

Barcelona

16/05/2016 - 01:25h

Los aparatos de Top Fly desvalijados.

El patrimonio de la que fuera una de las mejores escuelas de aviación de España se desmorona. Los bienes embargados a Top Fly están aparcados desde hace cuatro años en el Aeropuerto de Sabadell a la espera de tasación. Hasta cinco peritos han rechazado el encargo y, mientras, los aviones de la institución son desvalijados.

Desde Aena advierten que sus actuaciones se amparan "bajo el proceso judicial", por lo que carecen de capacidad de respuesta. Sin embargo, la problemática es complicada. Las propiedades están colocadas tanto en territorio del gestor como en una parcela privada y en naves de particulares. Por lo tanto, a falta de una orden judicial, la valoración se hace casi imposible.

Siete Cessna 182

Según ha podido comprobar 02B, en Sabadell hay, al menos, siete avionetas Cessna 182 "con un precio original de entre 10.000 y 15.000 euros". Adquiridas durante los años 80, su valor habría disminuido. No tanto como ahora, cuando se han quedado sin algunas de las piezas más preciadas.


No son los únicos restos de Top Fly. En uno de los hangares se encuentra un simulador de Airbus A320. "En buen estado, está valorado en 1,75 millones de euros", explican fuentes conocedoras. Pero nadie sabe cómo está ahora mismo. El sistema se encuentra precintado en una nave, pero la protección no ha servido de mucho. Los sellos han sido retirados y parece evidente que los vándalos han hecho también aquí acto de presencia.

Ya por último, existe una nave industrial con el nombre de la escuela sobre la puerta. Aun así, los acreedores no han podido acceder a ella. Propiedad de un particular, ha 'secuestrado' el contenido como pago por las deudas acarreadas por la academia de vuelo.

Sin noticias del perito

En cuatro años, hasta cinco peritos han rechazado tasar los bienes de la compañía. "Es un caso muy complicado para obtener rentabilidad económica", explican desde el sector. Por evaluar el valor de los aviones y el resto de propiedades, los emolumentos podrían ascender a 3.000 euros. Tras la cadena de rechazos, los alumnos -con un pendiente de 4,77 millones- han solicitado a los juzgados que la Agencia Española de Seguridad Aérea designe a uno. Varios meses después de presentar la solicitud todavía esperan respuesta.