Los chinos no quieren cruceros en China

Bienvenida al crucero Quantum of the Seas al puerto chino de Shanghái.

Los chinos no quieren cruceros en China

El negocio de los cruceros es un éxito en China, pero siempre y cuando que los viajes sean lejos del país

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

31/01/2019 - 11:04h

China es el principal mercado emisor del mundo, y seguirá creciendo a pasos de gigante en los próximos años. Según la Asociación de la Industria de Cruceros y Yates de China, el país multiplicará por diez su negocio y tendrá 20 millones de pasajeros anuales en la próxima década. Pero la clave no está en navegar por las costas del gigante asiático, sino en ofrecer viajes por Europa y América.

La primera naviera que apostó por China

Royal Caribbean fue la primera naviera que apostó fuerte por el mercado chino. Tras ocho años operando en el país en el 2015 envió sus barcos más grandes y modernos a los puertos chinos, a diferencia de otras compañías que tímidamente destinaban embarcaciones más pequeñas y antiguas.

Para leer más: La fascinación china por los cruceros se apaga

De hecho, uno de los barcos que llegará a las aguas orientales es el Spectrum of the Seas, que tiene una capacidad de 4.246 pasajeros.

Los chinos ponen proa a otros destinos

Pero en la última presentación de resultados la compañía reveló que los pasajeros que contratan cruceros fuera de China creció el 75%, comparado con las ventas de hace tres años, informa Skift.

Las ventas a turistas chinos de cruceros fuera de su país creció el 75% en tres años

Más concretamente, en los cruceros a Europa y Alaska los pasajeros chinos duplicaron su número, precisó Jason Liberty, director financiero de Royal Caribbean.

“El turismo chino fuera de China tiene un crecimiento explosivo”, aseguró el presidente y consejero delegado de la naviera, Richard Fain.

Cada vez más cruceros-aéreos

Carnival, el gran competidor de Royal Caribbean, también asiste a un fenómeno similar. El consejero delegado Arnold Donald, describió que ven un crecimiento de lo que se conoce en la industria como “cruceros-aéreos”: son viajeros que toman un avión a otro destino para abordar un crucero.

Carnival presencia un aumento de los viajeros chinos que toman un avión para abordar un crucero fuera de su país

En este sentido la compañía revela que crece el número de turistas chinos que llegan a Australia para tomar un crucero en los puertos del país, “pero esto también sucede en Alaska y en otros países”, indica el ejecutivo.

Cambio de estrategia de las navieras

Esta búsqueda de destinos cada vez más alejados por parte de los viajeros chinos se corresponde con los cambios de estrategia de algunas navieras, que veían una ralentización de sus ventas en el país y destinaban embarcaciones más pequeñas a los puertos del estado asiático.

Por ejemplo Norwegian Cruise Line decidió quitar el Norwegian Joy de las escalas en ese país y destinarlo a Alaska.

Para leer más: El mercado del turismo en China crece a velocidad de récord

La situación del mercado llevó a que Costa Cruceros envíe de regreso a Europa a su barco Victoria, así como Princess Cruise decidió quitar al Sapphire de los viajes chinos y utilizarlo en el Mediterráneo, aunque en ocasiones será destinado a Singapur.

El Majestic Princess, de esta naviera, dejó de navegar por Taiwán y fue reprogramado para viajes cortos por China en el último verano, antes de poner proa a Australia para la actual temporada de invierno.