Los negocios millonarios de Boeing y Airbus

Los negocios millonarios de Boeing y Airbus

Las compañías rivales firman dos contratos históricos la misma semana

Dos rivales en el negocio de la aviación comercial, Boeing y Airbus, han anunciado dos contratos históricos para las compañías con apenas un día de diferencia. El fabricante estadounidense, que planea reducir entre 2.000 y 2.300 empleos de los programas 787 y 747 en su fábrica de Seattle, cerró la venta de 175 aviones B737 Next Generation para la irlandesa Ryanair. Es la mayor compra realizada por una compañía europea a Boeing y puede alcanzar los 12.000 millones de euros.

Airbus no se ha quedado a la zaga de su competidor norteamericano. Lion Air, una compañía de bajo coste de Indonesia, le ha encargado 234 aviones de la familia A-320, lo que supone “el mayor contrato de la historia de la aviación civil”, según informó la propia empresa. La operación superará los 18.000 millones de euros.

Ryanair, a por los 100 millones de pasajeros

El megacontrato con Boeing permitirá a Ryanair ampliar su flota por encima de las 400 aeronaves, un paso más en su objetivo de de rebasar los 100 millones de pasajeros al año --cerró 2012 con cerca de los 80 millones--.

Los nuevos aviones servirán a la compañía irlandesa para renovar la flota y aparcar cerca de 70 aeronaves antiguas. La aerolínea de bajo coste ha remarcado que creará más de 3.000 nuevos puestos de trabajo para los pilotos, tripulantes de cabina e ingenieros, y sus pasajeros se incrementarán un 5% anual tras la operación, que se completará en 2018.

Airbus conquista un cliente de Boeing


El sustancioso contrato firmado por Airbus con Lion Air tiene dos incentivos, además de los 18.000 millones de la operación. El fabricante con sede en Tolouse abre una conexión con una de las líneas aéreas que más crecen en el mundo y que, hasta el momento, era cliente de su rival, Boeing.

El pedido se compone de 109 aviones del modelo A320neo, 65 del modelo A321neo y 60 del modelo A320ceo. La compra permitirá a Lion Air “lograr los costes operativos más bajos posibles y seguir ofreciendo las tasas más competitivas en la región asiática", según informó la empresa.

El contrato con la compañía indonesia se produce después del alcanzado el pasado 15 de marzo con Turkish Airlines, que realizado un pedido de 117 aviones de la familia a A320, y con Lufthansa, que solicitó 100 aparatos de la familia 320 y dos A380.