Los pasajeros sufrirán el sábado la novena huelga en cuatro meses

Los pasajeros sufrirán el sábado la novena huelga en cuatro meses

Enaire fracasa en el último intento para desactivar su conflicto con los controladores, que se ha enquistado

Ignasi Jorro

Barcelona

25/09/2015 - 10:36h

El paro de mañana será de 06:00 de la mañana a 18:00 de la tarde

El espacio aéreo español sufrirá el noveno paro parcial en cuatro meses el sábado, por un paro de 06:00 horas de la mañana a 18:00 horas de la tarde convocado por Usca, sindicato mayoritario de controladores. La última reunión, celebrada el jueves, ha acabado sin acuerdo. Enaire, matriz del gestor aeroportuario Aena, no ha podido desactivar la protesta.

"La presunta posición negociadora de Enaire es de cara a la galería. No ceden en nada. No tienen ningún interés en llegar a ningún acuerdo", ha subrayado a 02B Susana Romero, portavoz nacional del sindicato.

Así, Usca mantiene la protesta, que se producirá tanto en la Península como en Canarias y que se repetirá el tres de octubre. El Ministerio de Fomento ha fijado servicios mínimos del 80% para los dos días. Los expertos en aviación consultados avisan de "afectación parcial, sobre todo fuera de España". 

Bloqueado

Pese a que Fomento trata de garantizar la cuasi normalidad del servicio, el conflicto entre controladores aéreos y la matriz de Aena sigue bloqueado.La pugna, que se centra en la readmisión de un controlador del TACC de Santiago y el retiro de 61 sanciones en Barcelona por la protesta de 2010, es una piedra en el zapato de José Manuel Vargas, presidente de Aena. 

"Es uno de los temas que Vargas, que ha pilotado la venta a inversores privados del 49% de Aena, no ha podido resolver", insisten las fuentes del sector consultadas.

Enaire se defiende 

Enaire, que gestiona la navegación aérea en España, se defiende alegando que sufre la novena huelga de controladores en cuatro meses. La sociedad pública asegura "haber mostrado en todo momento su voluntad hacia el diálogo, con el fin de llegar a una solución que permita evitar perjuicios a los usuarios del transporte aéreo".

La empresa, que pende de Julio Gómez-Pomar, Secretario de Estado de Infraestructuras –es su presidente- asegura también "haber mantenido una postura y flexible y de acercamiento" durante las negociaciones.