Los pilotos de Iberia se enrocan en sus privilegios

Los pilotos de Iberia se enrocan en sus privilegios

El Sepla aún no ha presentado la rebaja salarial que anunció a bombo y platillo

Gabriel Trindade

20/12/2012 - 19:19h

Un avión de Iberia
El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) no es prisionero de sus palabras. Pese a anunciar hace unos días una propuesta de recorte salarial de los pilotos de Iberia, el sindicato aún no ha presentado ningún documento. La aerolínea no desiste en su empeño de cerrar un acuerdo rápido --algo que ha conseguido con los representantes del 93% de la plantilla-- y ha vuelto a emplazar al colectivo a la mesa de negociaciones.

"Los problemas de rentabilidad afectan a toda la compañía, y la solución a la misma tiene que ser global y equitativa para todos", ha indicado Iberia en un comunicado. La aerolínea insiste en que el sindicato de pilotos ha pretendido negociar dentro de un marco distinto que les dé más ventajas, lo que para la compañía es "inaceptable".

Contra propuesta


Así como el colectivo de tierra y el de tripulación de cabina de pasajeros han logrado un acuerdo con la dirección de la compañía, el Sepla se ha negado desde la presentación del ERE a dialogar. Sin embargo, el sindicato hizo un amago de cambiar su actitud días atrás cuando indicó que los pilotos estarían dispuestos a reducirse el sueldo para salvar a la compañía. De no alcanzarse el acuerdo, Iberia procedería a despedir 537 profesionales.

La iniciativa del sindicato pasaba por reducir el sueldo de los nuevos pilotos en un 51% mientras que en el de los veteranos sólo se aplicaría una reducción del 10%. Al mismo tiempo, los pilotos aumentarían su productividad en un 15% en los vuelos europeos y nacionales, y una media de más del 10% para toda la plantilla de pilotos.

El plan

El conflicto abierto con los pilotos es uno de los capítulos finales de la enorme reestructuración planteada en Iberia. El proceso reducirá 4.500 puestos de trabajo y la desaparición de algunos vuelos. El objetivo es que la aerolínea vuelva a la senda de los beneficios en tres años tras remontar los 260 millones en números rojos que ahora posee.