Los sindicatos de Iberia proponen unos servicios mínimos de derribo

Los sindicatos de Iberia proponen unos servicios mínimos de derribo

Quieren cancelar los vuelos peninsulares y reducir a una frecuencia los destinos internacionales sin cobertura aérea

Efectos de una huelga de pilotos en la T4 de Madrid
Los sindicatos de Iberia han propuesto cancelar todos los vuelos peninsulares de menos de 500 kilómetros, las rutas europeas y reducir a una frecuencia los servicios intercontinentales que no dispongan de alternativa desde España.

“Sólo se asegura la conectividad con Canarias y Baleares”, dice el comité de huelga.

Según un comunicado conjunto de CCOO, UGT, USO, CTA-Vuelo, SITCPLA y ASETMA, no ha habido acuerdo respecto a los servicios esenciales. Iberia ha rechazado ese plan. Se espera que el Ministerio de Fomento dicte qué rutas y con qué periodicidad se deben mantener durante los 15 días de huelga. Empezarán el próximo 18 de febrero.

Urgencia

Este viernes, la aerolínea española ha convocado al comité de huelga a una reunión de urgencia. En la tarde del jueves, el primer encuentro se zanjó sin acercamiento. Las partes se emplazaron a una nueva cita que se iba a celebrar el próximo lunes.

El comité asegura que ha sido posible firmar el acta --extremo que el jueves no sucedió-- con su propuesta porque la “dirección ha renunciado a su propósito de colar veladas amenazas y triquiñuelas legales”. El documento se trasladará al gobierno español.

Tesorería

International Airlines Group, el grupo de Iberia y British Airways, habría garantizado a los inversores que aplicará el plan de reestructuración aunque los paros sean contundentes. El consejero delegado, Willie Walsh, habría deslizado que “ya lo hice en British Airways y lo volveré a lograr”.

Iberia dispone de 1.000 millones en caja. El músculo en tesorería le permitiría soportar las protestas y reservar 400 millones para los despidos a resolver este mismo año.