Los sindicatos ferroviarios preparan una campaña de huelgas

Los sindicatos ferroviarios preparan una campaña de huelgas

Denuncian la escasa voluntad de negociación de Fomento y anuncian nuevos paros<br />

Redacción

02/08/2012 - 14:11h

Trenes AVE de Renfe
Sin ni siquiera llevarse a cabo la primera huelga del sector ferroviario convocada para el viernes 3 de agosto, los sindicatos ya han anunciado un nuevo paro para setiembre. Y esto es sólo el principio. Los representantes de los trabajadores no cesarán en sus protestas hasta que el Gobierno no retire el Real Decreto Ley por el que se dicta la apertura a la competencia del tráfico de viajeros en tren a partir de julio de 2013.

Las organizaciones sindicales han denunciado que la liberalización del ferrocarril, así como la segregación de la actual operadora pública Renfe en cuatro divisiones, supondrá el recortes en las condiciones laborales para los trabajadores, tanto en lo que se refiere a la jornada laboral como en el periodo de vacaciones, a pesar de que el Gobierno, confiesan, se comprometió desde el principio a no abrir ningún proceso.

Más huelgas

En este sentido, Juan Jesús Fraile, del sindicato de maquinistas, ha denunciado siete meses de "infructuoso" dialogo con el Ministerio de Fomento que ha ofrecido como respuesta una privatización "que pone al servicio de cualquier empresa el ferrocarril que tanto tiempo ha costado conseguir", a la vez que confiesa, "habrá muchas huelgas".

Por otro lado, los sindicatos advierten de que "no es cierto" el incremento del endeudamiento neto durante el ejercicio y el encarecimiento del coste de financiación anunciado por Fomento que ha llevado a incrementar el saldo negativo del resultado financiero desde los 109,30 millones hasta 234,56 millones de euros anunciado por el Gobierno actual.

Así, Rafael González, secretario general del sindicato ferroviario, ha achacado el desfase presupuestario en las cuentas de Renfe a las nuevas infraestructuras emprendidas por el Gobierno, así como la compra de trenes de alta prestación, que aclara, no se pueden justificar.