Los sindicatos quieren que Pastor frene el ERE en Iberia a través de Bankia

Los sindicatos quieren que Pastor frene el ERE en Iberia a través de Bankia

La aerolínea desvela los pormenores de los ajustes en personal de tierra y tripulación de cabina

Tras conocerse los ajustes que Iberia plantea tanto en personal de tierra como en tripulación de cabina, los sindicatos han decidido plantar cara. Los representantes de los trabajadores han dejado las negociaciones al considerar que el plan de viabilidad de la compañía es, en realidad, un proceso de desmantelamiento encubierto. Además, han instado al Gobierno que, a las palabras de apoyo de la Ministra de Fomento, Ana Pastor, sume una respuesta contundente a través de Bankia --entidad financiera rescatada por el Banco de España y accionista de referencia en el holding International Airlines Group (IAG)-- para frenar el proceso.

Los sindicatos critican que los consejeros de la entidad han votado a favor del plan en cada una de las decisiones de la dirección de la aerolínea. "El Gobierno tiene la oportunidad y los instrumentos para demostrar [su preocupación por el impacto de los ajustes] a través de los dos representantes de BFA-Bankia en el consejo de administración de Iberia", dicen en un comunicado. Cabe recordar que la entidad posee el 12,08% de los títulos del grupo.

Acuerdos

En la documentación entregada, Iberia ha planteado --además de despedir a 3.037 trabajadores de tierra--, la reorganización de mantenimiento y handling. La aerolínea pretende crear dos filiales para cada servicio. El objetivo es que estas compañías sean rentables por sí mismas. Por otro lado, Iberia pretende realizar un trasvase de la actividad y la plantilla de la división de carga a la subsidiaria de IAG. En 2015, la empresa esperar haber abaratado sus gastos salariales en un 25%.

Con estas medidas, la compañía prevé incrementar en un 20% de media su productividad, logrando una mayor flexibilidad gracias a la unificación de jornadas o la reducción del número de vacaciones y festivos.

Por otro lado, Iberia ha propuesto a sus tripulantes de cabina de pasajeros un recorte salarial del 30% en largo radio y del 40% en corto y medio radio. Este recorte --que incluye 932 despidos-- contemplaría además una nueva estructura salarial, con el fin de incrementar los tiempos de permanencia en cada nivel y modificar los requisitos para el cambio.

Fomento y el Sepla

Por otro lado, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) aún espera conocer los pormenores de los ajustes que acompañaran a las 537 bajas por el ERE. Fomento tiene la vista puesta en lo que pueda ocurrir en las próximos días en este capítulo ya que su intención es evitar cualquier tipo de huelga durante las Navidades. Algunos grupos de interés de Iberia sospechan que podría haber un pacto entre Sepla y Gobierno si éste se compromete a defender a los trabajadores. Sin embargo, fuentes del sindicato niegan a este diario cualquier acuerdo e indican que no se reúnen con el ministerio desde antes del anuncio de la reestructuración de la aerolínea.