Continúa la huelga indefinida de taxistas en Barcelona y Madrid

Protesta de los taxistas de Barcelona contra Uber y Cabify Foto: EFE/AD

Continúa la huelga indefinida de taxistas en Barcelona y Madrid

Cientos de conductores de taxi pasan la noche en la Gran Vía barcelonesa. La Guardia Urbana desvía el tránsito por otras calles

Los taxistas que protestan contra la concesión de licencias VTC (alquiler de vehículos con conductor) usadas por las empresas Uber y Cabify volvieron la mañana del sábado a cortar el tráfico en la Gran Vía de Barcelona, entre las calles Entença y Girona, después de pasar la noche en esta misma zona.

Según indicaron fuentes del Ayuntamiento de Barcelona, varios centenares de taxistas mantienen cortado el tráfico en la Gran Vía y, en concreto, lo hacen entre las calles Entença y Girona, lo que ha obligado a la Guardia Urbana a desviar el tránsito de vehículos por otras calles.

Los taxistas pasaron la noche en la Gran Vía dentro de sus vehículos, aunque algunos de ellos plantaron tiendas de acampada y, durante la noche, llegaron trabajadores del taxi procedentes de otros lugares del Estado, como Bilbao y Zaragoza, a fin de expresar su solidaridad con sus compañeros barceloneses.

La huelga se ha prolongado durante el resto del sábado, dejando a una gran cantidad de turistas sin posibilidad de coger taxi fuera del aeropuerto del Prat o en el centro de la ciudad.

En la tarde, el ministerio de fomento anunció que convocará en las próximas horas a las principales asociaciones y federaciones de taxi y VTC a sendas reuniones la próxima semana, para tratar sobre los problemas que les afectan.

Huelga indefinida de taxistas

Centenares de taxistas decidieron el sábado, en una asamblea celebrada en Barcelona, mantener indefinidamente la huelga contra la concesión de licencias de VTC y los cortes de tráfico en el centro de la ciudad, dejando sus vehículos inmovilizados en la calzada de la Gran Via.

Los taxistas apoyaron mayoritariamente mantener la huelga indefinida hasta que el Gobierno atienda sus reivindicaciones y apruebe una limitación de las licencias de VTC (alquiler de vehículos con conductor), que usan las compañías Uber y Cabify.

Los taxistas tenían previsto celebrar una asamblea a partir de las 11 horas en la confluencia de la Gran Vía con el Paseo de Gracia para decidirse sobre si proseguir la huelga que ya dura tres días.

Taxistas bloquearon los accesos al aeropuerto de Barajas en solidaridad con sus compañeros de Barcelona

La huelga comenzó después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña haya mantenido la suspensión cautelar del reglamento metropolitano que restringe las licencias VTC. 

Centenares de taxistas colapsaron el viernes el centro de Barcelona y los accesos al aeropuerto de El Prat tras hacerse pública la decisión del TSJC. Además, numerosos taxistas de Madrid bloquearon los accesos al aeropuerto de Barajas, en solidaridad con la huelga que mantienen sus compañeros de Barcelona.

La jornada del viernes finalizó en la capital catalana con una asamblea en la que los taxistas no lograron una posición unitaria sobre la convocatoria de una huelga indefinida, después que representantes de las asociaciones del taxi se reunieran con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

También mantuvieron una conversación telefónica con el director general de Transportes y Movilidad de la Generalitat, Pere Padrosa, pero con pocos frutos.