Los trabajadores de Trasmediterránea aceptan congelar sus salarios este año

Los trabajadores de Trasmediterránea aceptan congelar sus salarios este año

Los sindicatos aprueban la medida sólo tres meses después de un ERE de 240 personas con tal de salvar la empresa

Los números de Trasmediterránea en 2011 fueron malos. La naviera de Acciona perdió 446.901 pasajeros y, en consecuencia, su Ebitda cayó el 84,2%, de los 58 a los 9 millones de euros. La situación llevó a la compañía a tomar decisiones drásticas, como un expediente de regulación de empleo de 240 personas, que se concretó hace dos de meses. Sin embargo, no ha sido suficiente y los trabajadores de la compañía han tenido que aceptar una congelación salarial, además de una reducción de las vacaciones, con tal de salvar los puestos de trabajo.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) informaba el lunes de la decisión que se tomó en una reunión entre el 21 y 22 de marzo en la comisión negociadora de la compañía y el personal de flota. Según relata el documento, aunque los sindicatos en un principio se oponían a la congelación salarial y a una reducción del 40% de las variables, al final decidieron aceptar la medida junto a una nueva contabilidad del periodo de vacaciones.

Así, en el BOE se señala que "entre el 1 de mayo de 2012 y el 31 de diciembre de 2013 por cada 60 días de embarque se disfrutaran 41 de vacaciones/descansos. Siendo a partir de esta fecha el coeficiente de vacaciones/descansos 0,683".

Esfuerzo de imaginación y de responsabilidad

El visto bueno por parte de los sindicatos llegó después de que la empresa les pidiera "un esfuerzo de imaginación y de responsabilidad a todas las partes para que, cumpliendo con la legalidad vigente y teniendo como objetivo el mantenimiento de los puestos de trabajo, reduzcamos al máximo los costes de operación y, concretamente los de personal, a fin de mejorar las condiciones de competitividad de la compañía".

Desde UGT, voz cantante durante las negociaciones, se señala que no quedaba otra salida para salvar los números de la naviera. Por su parte, Acciona Trasmediterránea ha guardado silencio sobre esta medida.

Declive de los ferries

En su momento, Acciona atribuyó el balance negativo al menor volumen de pasajeros en el Estrecho, el declive del volumen de carga transportado a las Islas Canarias y al mayor coste unitario del fuel. Sin embargo, también es destacable la pérdida de pasajeros que en general están sufriendo los ferries españoles. En 2011 la Autoridad Portuaria de Baleares registró 3.816.808 de pasajeros de línea regular en los cinco puertos, un 8% menos que en 2008.