Los ‘trenes playeros’ de Renfe circulan rumbo a la costa

Los ‘trenes playeros’ de Renfe circulan rumbo a la costa

La ferroviaria baja los precios hasta un 10% para conectar las ciudades del interior español con las playas en verano. Los viajeros tienen la posibilidad volver a sus hogares durante la jornada o al día siguiente

Turistas hacia las playas de Santander
Los trenes playeros de Renfe han partido este domingo armados con todos los enseres veraniegos de los ciudadanos, como sombrillas y neveras. Cada año, cuando llega el calor, la ferroviaria pone en marcha convoyes que trasladan a los viajeros del interior español hacia la costa, y con horarios pensados para que aprovechen al máximo la estancia en la playa. El pasado 2011, más de 22.000 españoles utilizaron este servicio y regresaron a sus hogares a la hora de cenar.

Los pasajeros tienen la posibilidad de ir y volver durante la jornada o bien al día siguiente, sin necesidad de cambiar de billete ni pasar por taquilla.

Se trata de un servicio de “temporada” --sólo se ofrece en julio y agosto-- que Renfe mantiene en su programación desde hace 24 años, con precios “reducidos”, explica la operadora. Este verano, además, las tarifas se han reducido entre un 5% y un 10% con respecto al pasado año.

Castilla y León con el norte

Así, por ejemplo, Renfe facilita el acceso de los castellanos y leoneses a las playas de Gijón (Asturias), Santander (Cantabria) y San Sebastián (País Vasco). En este sentido, la compañía ha puesto a la venta un total de 15.840 plazas para los ciudadanos procedentes de Valladolid y Palencia.

Miranda de Ebro (Burgos) y Vitoria (País Vasco) también estarán conectadas con las ciudades vascas de San Sebastián e Irún.

Madrileños a Valencia

Pero Renfe no se olvida de uno de los principales destinos playeros preferidos por los residentes en Madrid, como es la Comunidad Valenciana. Así, la operadora programa servicios especiales de verano que unen la capital con la playa de Gandía (Valencia) y Alicante durante los fines de semana.

Los programas se extienden desde el 22 de junio hasta el 16 de septiembre, coincidiendo con el período de punta veraniego y la alta demanda comercial que se genera durante el mismo.

Los nuevos trenes que circularán por la vía convencional a través de Alcázar de San Juan (Castilla-La Mancha) suponen una oferta global de 6.500 plazas para atender la demanda estacional hacia las playas valencianas.