Los yates, varados ante la crisis

Los yates, varados ante la crisis

La subida del IVA agrava la situación del sector, que durante el primer semestre del año registró una caída del 35% de matriculación de naves de más de 16 metros

Gabriel Trindade

20/07/2012 - 21:03h

Los productos y los servicios de lujo han sobrevivido mejor a la crisis económica que el resto. Pero también acusan la recesión y el descenso de consumo. El sector de las embarcaciones de recreo ha sido especialmente castigado y hace tiempo que intenta mantenerse a flote. Las matriculaciones han caído el 8,7% durante el primer semestre de 2012, hasta las 2.760 embarcaciones. Las previsiones para el resto del año no son mucho mejores, sobre todo si se tiene en cuenta la subida del IVA que pasa del 18% al 21%.

El informe del mercado de embarcaciones de recreo correspondiente al periodo enero-junio de 2012 (editado por ANEN a partir de los datos facilitados por la Dirección General de la Marina Mercante) indica que las naves más afectadas son las de más de 16 metros, que caen el 35,29% en relación con el primer semestre de 2011.

El segmento central de esloras (de 12 a 16 metros) desciende el 18,18%. Y las esloras menores, de hasta 8 metros, bajan el 9,14%, siendo las que dominan el mercado con una cuota del 88,62%.

Impuestos

Las previsiones para lo que resta de año no son positivas. La subida del IVA aprobada por el Gobierno en el Congreso esta semana puede ser un escollo más para sacar adelante las ventas de embarcaciones. Además, el sector soporta un impuesto especial de matriculación del 12% sobre el precio para los barcos de más de ocho metros de eslora.

La Asociación Nacional de Empresas Náuticas indica que pagando un 33% de impuestos, España se encuentra 10 puntos porcentuales por encima de la mayoría de los países vecinos/competidores.

Mercado de alquiler, en positivo

En el conjunto del primer semestre de 2012 se han matriculado 180 barcos para alquilar, lo que supone también un crecimiento del 16,9% sobre las matriculadas el pasado año.