Lufthansa confirma que cerrará Germanwings en octubre

Lufthansa confirma que cerrará Germanwings en octubre

El grupo alemán disputará mercado a Ryanair y Easyjet con Eurowings

Redacción

Barcelona

29/04/2015 - 17:53h

Carsten Spohr, presidente del Consejo Ejecutivo de Lufthansa

Lufthansa lo había anunciado, pero el miércoles se han disipado todas las dudas. El grupo aeronáutico alemán ha anunciado que Eurowings es su apuesta en el segmento de bajo coste en Europa. El anuncio tiene una coda: supone cerrar Germanwings, la filial low cost que sufrió un accidente fatal en marzo.

En su discurso en la Junta General de Accionistas celebrada el miércoles en Hamburgo, el consejero delegado, Carsten Spohr, ha dejado claro que Lufthansa "debe fortalecer aún más su posición en el mercado". Para ello prescindirá de Germanwings, cuya marca está ahora asociada con la tragedia, que acabó con la vida de 150 pasajeros. 

Toda Europa

La hoja de ruta contempla desarrollar Eurowings, una marca paneuropea que hasta ahora volaba a destinos regionales y a nivel continental. La filial dará un paso más. A partir de octubre, absorberá todo el tráfico de Germanwings, que actualmente tiene su sede en Colonia y vuela a 86 destinos en Europa.

El cambio de pie busca resituar a Lufthansa en el segmento de bajo coste, cuya cobertura es mucho más precaria que el premium, donde el grupo alemán tiene situadas a la aerolínea alemana de bandera, Austrian Airlines y a Swiss. ¿El objetivo? Que la compañía acapare el tercer puesto en tráfico aéreo punto a punto de bajo coste en Europa.

Inversiones y paz

Además del baile de marcas, Lufthansa 'toca' las inversiones. En 2015 el grupo se gastará 2.900 millones de euros. La cantidad baja a 2.500 millones para los dos ejercicios siguientes. Además, la compañía anuncia que retrasa dos años construcción de un nuevo centro de carga en Fráncfort.

En cuanto a relaciones laborales, Spohr ha revelado que la compañía aérea ofrecerá el arbitraje a sus pilotos, una demanda que el sindicato había pedido en varias ocasiones. Cabe recordar que una huelga de pilotos en octubre de 2014 costó a Lufthansa 232 millones de euros.