Lufthansa gana 30 veces más en su año más difícil

Lufthansa gana 30 veces más en su año más difícil

La compañía obtenie un beneficio de 1.698 millones de euros impulsado por el descenso del precio del petróleo

02B

Barcelona

17/03/2016 - 11:08h

Carsten Hoffmann, director general de Lufthansa para España y Portugal
La aerolínea de bandera alemana exhibe músculo. El Grupo Lufthansa ha presentado unos beneficios de 1.698 millones, 30 veces más que en 2014 impulsados por la bajada de costes del precio del petróleo. El accidente de Germanwings, filial del holding, las continuas protestas sindicales y la guerra con Amadeus no han repercutido en las cifras de la compañía aérea.

"2015 fue para Lufthansa un año emocional muy difícil por el accidente de Germanwings", reconoce el presidente, Carsten Spohr. "Las numerosas huelgas fueron un lastre adicional, pero hemos trabajado con éxito en la capacidad de futuro; nuestra nueva organización progresa bien", celebra. La firma ha informado que la ganancia operativa ha mejorado hasta los 1.676 millones, un 67,6%.

No sólo combustible

La facturación del grupo subió el pasado ejercicio un 6,8 %, hasta 32.056 millones de euros, en comparación con el 2014. "Económicamente el 2015 fue un buen año", añade Spohr. El grupo formado por Lufthansa, Eurowings, Swiss Air y Austrian Airlines se corona como el líder económico del año. 

La alemana consigue mejores registros que los otros dos grandes holdings de aerolíneas europeos. Air France-KLM se conformó con unos beneficios de 118 millones. Mientras, IAG obtuvo unas ganancias de 1.516 millones de euros. Ante tal escenario, propondrá un dividendo de 0,5 euros por acción, también superior al del grupo inglés, de 0,2 euros.

Las líneas de transporte de pasajeros duplicaron su resultado no sólo por los costes de combustible más bajos, sino también por el aumento del número de pasajeros y la disciplina en las capacidades, según el presidente de Lufthansa.

Varios frentes abiertos

Además del accidente de Germanwings en los Alpes, Lufthansa ha sido noticia por dos motivos más alejados de su actividad puramente operativa. En el mes de septiembre empezó a cobrar una tasa a los intermediarios GDS de 16 euros a la hora de tramitar sus billetes para promocionar su canal de venta. 

En segundo lugar, las huelgas de pilotos y tripulantes de cabina han obligado a cancelar miles de vuelos en los últimos meses. Los trabajadores han convocado 14 paros en los últimos 18 meses. Ambos factores han podido propiciar que los resultados fueran peores de lo esperado en el cuarto trimestre.