Lufthansa se quita de encima sus A380

Un Airbus A380 de Lufthansa en la Terminal 1 del aeropuerto de El Prat. | EFE

Lufthansa se quita de encima sus A380

Lufthansa vende seis A380 de su flota de 14 aeronaves. El grupo alemán busca reducir sus gastos con la incorporación de los A350-900 y B787-9

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

14/03/2019 - 10:48h

Lufthansa se suma a las grandes aerolíneas que bajan el pulgar al A380. El grupo alemán acordó venderle a Airbus seis de sus 14 aviones de cuatro motores, un paso más para optimizar su flota con la incorporación de modelos más rendidores como el A350-900 y el B787-9.

Los aviones desafectados dejarán de volar entre 2022 y 2023, y Lufthansa seguirá operando los A380 que le queden solo en las rutas que le puedan garantizar una máxima ocupación de sus cabinas.

[Para leer más: Qatar Airways jubilará sus A380 en cinco años]

En un comunicado Lufthansa precisó que la venta se debía a “razones económicas”. La aerolínea precisó que el reajuste de su red de rutas y de la flota de aviones para las conexiones de largo radio le permitirá ganar en flexibilidad, eficacia y competitividad.

Solo sirve en rutas con alta demanda

Según precisaron fuentes de Lufthansa a Simple Flying, la compañía “así como las tripulaciones y los clientes están encantados con el A380”. Pero si el objetivo es reducir los gastos y aumentar las ganancias la aerolínea prefiere adaptar su flota a las exigencias del mercado.

Lufthansa reconoce que el A380 solo obtiene un buen rendimiento económico en las rutas con mucha ocupación

“El A380 solo tiene un buen rendimiento económico en las rutas con una alta tasa de ocupación”, precisaron.

Tras los pasos de Qatar Airways y Air France

La medida es similar a la que tomó Qatar Airways hace menos de un mes, cuando decidió jubilar los A380 que lleguen a su década de vida. Esto sucederá en cinco años, y gradualmente las 10 aeronaves se irán retirando de su flota conforme lleguen a ese plazo.

También Air France redujo a la mitad su flota de A380. No renovará el contrato de alquiler de cinco aeronaves, y las otras cinco serán reconfiguradas para que sean más competitivas. 

¿Qué hacer con los A380 usados?

Airbus no reveló qué piensa hacer con los A380 usados de Lufthansa. La opción de venderlos en el mercado de segunda mano es una opción poco viable, por el poco entusiasmo de las aerolíneas de adquirir un avión con un consumo tan alto de combustible.

[Para leer más: Hi Fly abre los brazos a los A380 de segunda mano]

La compañía de leasing portuguesa Hi Fly es la única que obtiene un rendimiento económico de su A380, que perteneció a Singapore Airlines, y es posible que compre un segundo avión para operar en esta temporada de verano.

Bienvenidos más A350-900

La decisión de dejar los A380 formó parte del acuerdo que Lufthansa firmó con Airbus para incrementar su flota con 20 A350-900, operación que a precio de catálogo estaría valorada en 5.612 millones de euros.

Lufthansa apuesta por los A350-900 y los B787-9 para reemplazar a los A380

Este modelo de doble pasillo, ideal para los vuelos de largo radio, surge como el mejor reemplazo del A380. En su estrategia de buscar aviones más rendidores, Lufthansa también sumará 20 B787-9 Dreamliner.

Y se espera que en el curso del año reciba los primeros B777-9 del mundo, operación que quizás se demore un poco por la crisis desatada en Boeing.

Lufthansa reduce sus beneficios

“Al reemplazar los aviones de cuatro motores con nuevos modelos, estamos estableciendo una base sostenible para nuestro futuro a largo plazo. Además de la rentabilidad del A350 y el B787, las emisiones de CO2 más bajas de esta generación de aviones de largo recorrido también fueron un factor en nuestra decisión de inversión”, dijo el consejero delegado de Lufthansa Carsten Spohr.

El grupo Lufthansa ganó un 8% menos en el año pasado. El beneficio neto de 2.163 millones de euros se redujo por el aumento de los costes del combustible, además de las pérdidas de Eurowings tras la absorción de Air Berlin, y los gastos derivados por retrasos y cancelaciones.

En el 2018 el consorcio alemán gastó 6.100 millones de euros en repostar sus aeronaves, y calcula que para este año este rubro aumentará más del 10%.