Lujo a bordo: los cruceros más distinguidos del océano

Lujo a bordo: los cruceros más distinguidos del océano

Solarium privado, cine al aire libre o mayordomo 24 horas son algunas de las comodidades de los buques

Redacción

Barcelona

29/06/2014 - 20:03h

Piscina al aire libre en uno de los buques de Cunard | Cunard
A veces el viaje es más importante que el destino. Esa es la idea del sector cruceros, más todavía cuando visten su cubierta de todo tipo de lujos. Los buques más exclsuivos del océano han superado la crisis económica sin demasiadas tempestades en ruta. La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) asegura que están entre los segmentos menos afectados y que incluso han aumentado sus recorridos.

Tienen una capacidad menor, una oferta diferenciada y se dirigen a un perfil de público distinto. ¿Qué ofrecen? Desde un servicio de mayordomo las 24 horas del día a una escapada romántica con masajes relajantes y cine al aire libre.

Es el caso del Ruby Princess, de la naviera Princess Cruises, que recorre el Mediterráneo y el Caribe. Además del masaje en la cabaña a bordo, llamada Santuario, programa serenatas en la Piazza del barco y ofrece películas bajo las estrellas. En sus noches de gala, reúne a los viajeros con champán y música y bajo estrictas normas de etiqueta.

 
 
Princess Cruises ofrece serenatas y películas bajo las estrellas
 

El MSC Splendia es otro de los buques distinguidos del océano. Basta con ver su equipamiento: restaurantes, piscinas cubiertas y al aire libre, jacuzzis, cine 4D, bolera, un casino e, incluso, un simulador de Fórmula 1.

Del mismo modo que el buque de MSC Cruceros, la compañía Cunard también ofrece un mayordomo a disposición del cliente las 24 horas en varios de sus transatlánticos. En realidad, Cunard está especializada en el lujo. Le viene de historia. Bota el Queen Mary 2, depositario del prestigio acumulado por el mitológico Queen Mary original, con 17 cubiertas y un sinfín de galardones.

Dentro de la exclusividad de Cunard hay todavía un nivel más exclusivo, con los servicios Princess Grill y Queen Grill, pensados para pasajeros VIP. Si accede a costear estos servicios dispondrá de una suite similar a la de un hotel de lujo, con champagne desde el despertar hasta la noche y asistencia constante con un servicio de mayordomo. Además, Cunard le dará acceso a salones, restaurantes y al solárium privado.

 
 
El Queen Mary 2 tiene al frente de sus fogones al chef Jean-Marie Zimmermann, ganador de una estrella Michelín
 
Aunque tiene algún producto low cost, los cruceros de Cunard están entre los 1.000 y los 3.000 euros de precio base. Más lujo, más costoso.

Princess Cruises también ha hecho bandera de su amplio catálogo de servicios. Piscina, jacuzzi, ordenadores, video-juegos , discoteca, casinos, spa o salones de belleza son algunos de los equipamientos de sus buques. Entre el aspecto más representativo de la naviera están las casi 900 cabinas con balcones privados que ofrecen vistas al mar.

¿Y la cocina? Casi todos los cruceros garantizan un alto nivel en el plato. El Queen Mary 2 tiene al frente de sus fogones al chef Jean-Marie Zimmermann, ganador de una de las codiciadas estrellas Michelín.