Más de 30.000 cruceristas ponen a prueba este domingo el turismo y el comercio de BCN

Más de 30.000 cruceristas ponen a prueba este domingo el turismo y el comercio de BCN

El puerto de la capital catalana recibe siete embarcaciones, el máximo esta temporada

Gabriel Trindade

Barcelona

12/05/2014 - 20:28h

Cruceros atracados en el Puerto de Barcelona.
El Puerto de Barcelona, el más importante de Europa en número de cruceros, se pone a prueba este domingo. La capital catalana acoge en sus muelles a siete embarcaciones que descargarán en la ciudad 31.000 turistas. La llegada de visitantes coincide con un día de libre apertura comercial, justo cuando el debate sobre la liberalización horaria está más en boca del sector. El impacto económico en sólo una jornada podría ascender hasta los 3,4 millones de euros.
      
 
Turisme de Barcelona recuerda que el Puerto ha llegado a tener hasta 10 cruceros en un mismo día
 
Aidablu, Noordam, Norwegian Spirit, Norwegian Epic, Liberty of the Seas, Louis Aura y Grand Holiday. Esos son los nombres de los barcos que atracarán en la urbe. El Puerto de Barcelona deberá habilitar un espacio en el dique Este para dar cabida a todas las embarcaciones, ya que las seis terminales no dan abasto. Pese a que se trata de un volumen de tráfico importante, el puerto tiene capacidad para acoger a más embarcaciones. “En temporadas anteriores, hemos tenido días de hasta 10 cruceros en los muelles de la ciudad”, explica el responsable de cruceros de de Turisme de Barcelona, Josep A. Rojas.

El alto cargo del consorcio que se encarga de promover la ciudad como destino asegura que es difícil calcular el impacto económico en un sólo día pero recuerda la cifra de 232 millones de euros que se estimó en 2012, último año disponible.

Con todo, un turista en turn/around --inicio y salida en un puerto-- gasta de media 114 euros por día. “Se suele incluir el gasto en habitación de hotel ya que, antes o después del crucero, pasará unos días en la ciudad”, explica. Los cruceristas en tránsito hacen un gasto medio de 62 euros. El domingo Barcelona tendrá 29.020 visitantes en turn/around y 2.610 de paso, según datos de la Autoritat Portuaria. Su gasto aproximado será de 3,4 millones de euros.

“La ciudad tiene capacidad para asumir todos estos turistas. El centro no se colapsará. No es como Dubrovnik”, explica Rojas. Los 30.000 cruceristas llegan en un domingo de apertura comercial. Por ley, Cataluña permite abrir 10 festivos al año. Seis los escoge la Generalitat y cuatro el Ayuntamiento. Esta prueba de fuego para el comercio llega una semana después de que el pleno de la ciudad rechazara ampliar el número de días de apertura. La norma iba a permitir a los negocios vender todos los domingos de julio y agosto, época de máxima afluencia turística. El actual alcalde, Xavier Trias (CiU), intentará retomar la medida antes de verano.

Pese al reto que supone este domingo para el sector turístico y comercial, la auténtica prueba de fuego llegará en septiembre. El Puerto de Barcelona recibirá a 57.700 cruceristas entre el viernes 12 y el domingo 14 de ese mes, convirtiéndose así en el fin de semana más intenso de 2014 y que coincide con la llegada del Oasis of the Seas, de la naviera Royal Caribbean. Se trata del crucero más grande del mundo.