Mazazo a Airbus: dejará en tierra a 3.700 aviones para sustituir una pieza

Mazazo a Airbus: dejará en tierra a 3.700 aviones para sustituir una pieza

El fabricante europeo tiene un año para cambiar una sonda que se congela

Ignasi Jorro

Barcelona

24/05/2015 - 17:13h

Imagen de un Airbus 321 de Lufthansa

Airbus se ha llevado otro mazazo después del trágico accidente del A440M, que pone el programa del avión militar bajo sospecha. El fabricante europeo tendrá que cambiar una pieza en 3.740 aviones a nivel mundial, ya que el dispositivo se congela a ciertas altitudes. La sustitución costará a la empresa paneuropea "millones de euros", dicen los expertos.

La decisión se anticipa a una orden obligatoria de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés), que estaba escrutando el asunto y ya había ordenado cambiar manuales de navegación para incorporar el fallo. Ahora, Airbus se anticipa al varapalo y anuncia que cambiará las piezas en el periodo de un año y medio.

Vuelo a Bilbao              

El culebrón de los sensores de ángulo de ataque (AOA) –el nombre técnico de la pieza- se remonta a noviembre. Aquel mes, un vuelo de Bilbao a Munich de Lufthansa cayó a 1.000 pies por minuto, pero los pilotos pudieron enderezar la aeronave. La agencia alemana de accidentes aéreos culpó a los sensores y la EASA se activó.

Antes de recibir un palo del regulador, Airbus ha reaccionado. Cambiará los sensores de forma gradual, aprovechando las paradas de mantenimiento de los aviones. No obstante, la operación girará una factura cuantiosa. "Es el coste de las piezas, el cambio de proveedor, la mano de obra: millones de euros", enumeran fuentes del sector.

Mes negro

Aunque tremendamente costosa y delicada, la operación es habitual. "Es lo que se hace en aviación, si una pieza no funciona bien, el fabricante la cambia. La seguridad prima ante todo", abundan las mismas fuentes de la industria aeronáutica.

En cualquier caso, la factura se añadirá al descarrilamiento del programa del avión logístico A400M, una unidad de la cual se estrelló en Sevilla a principios de mayo. El accidente mortal ha llevado a varios países a paralizar los vuelos de esta unidad militar.