Mazazo de la UE al rescate de aerolíneas antes de la comisión Spanair

Mazazo de la UE al rescate de aerolíneas antes de la comisión Spanair

Bruselas finiquita a Cyprus Airlines al obligarle a retornar 100 millones en ayudas públicas

I.J.

Barcelona

09/01/2015 - 20:39h

Cyprus Airlines ha cesado actividades tras el dictamen.
Bruselas ha sentenciado a la aerolínea nacional de Chipre tras obligarle a devolver ayudas públicas por valor de 100 millones de euros. La decisión de la Comisión Europea sobrevolará la comisión Spanair. El caso se estudiará a partir del viernes 16 de enero en el Parlamento autonómico.

Antes, Cyprus Airlines ha anunciado el viernes que cesa operaciones. Sus administradores deberán devolver 103 millones de euros concedidos en dos plazos. El primero de los paquetes sumó 73 millones en 2012. El mismo año, Chipre inyectó otros 31,3 millones.

El mazazo llega tras una investigación oficial de la Comisión. El órgano constata que las subvenciones han dado a Cyprus ventaja indebida frente a compañías rivales. "Cyprus Airways ha recibido grandes cantidades de dinero público desde 2007, pero no ha logrado reestructurarse", ha constatado Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia.

"Las empresas deben ser rentables basándose en sus propios méritos y su capacidad competitiva y no pueden ni deben contar con el dinero del contribuyente", ha abundado la electa danesa.

Spanair

El dictamen que finiquita a Cyprus añade presión sobre la comisión de investigación de Spanair en el Parlamento catalán. La cámara estudiará la quiebra de la aerolínea catalana. También pondrá el foco en 135,5 millones de euros que la Generalitat le cedió. Otros 60 millones llegaron del Ayuntamiento de Barcelona.

Pese a las cuantiosas ayudas, Spanair no consiguió sanearse. Ante la imposibilidad de encontrar un socio, la compañía cesó actividad el 27 de enero de 2012, dejando a más de 22.700 pasajeros tirados. 

Dos años después del cierre, la misma Comisión Europea decidió no investigar el dinero público vertido en Spanair.

Sentencia

No obstante, en septiembre de 2014 Ferran Soriano y el resto de responsables de Spanair fueron condenados a dos años de inhabilitación y una multa de 10,8 millones. El juez validó la acusación de insolvencia punible y vió un "retraso culpable" en el concurso de acreedores.

Además de a Soriano, la sentencia cita a Fira de Barcelona y Avançsa, entidades públicas, y a notables empresarios de la sociedad barcelonesa.