Megabus deja tirados a 62 pasajeros en Girona tras la detención de su conductor

Megabus deja tirados a 62 pasajeros en Girona tras la detención de su conductor

La compañía de autobús low cost no facilitó ni un conductor ni transporte alternativo a los usuarios

Redacción

Barcelona

11/08/2014 - 12:25h

Megabús estrenó ayer su servicio de Barcelona a París y Londres.
Los 62 pasajeros de un autocar de la compañía low cost Megabus han regresado este lunes por la mañana a Girona tras pasar la noche en una estación de servicio de la autopista AP 7. Los usuarios se quedaron varados a las cinco de la tarde del domingo, cuando los Mossos d'Esquadra detuvieron al conductor por falsedad documental.

El grupo escocés, filial de Stagecoach, no les facilitó ni conductor ni transporte alternativo. De hecho, ha sido la policía autonómica quien ha realizado el traslado desde el área de servicio hasta la ciudad catalana. Otro grupo de pasajeros optó por acudir a un hotel por la noche. Los Mossos también se encargaron de coordinar su traslado. Por el momento, Megabus sólo ha afirmado que se hará cargo del coste del alojamiento que han desembolsado los clientes.

La policía autonómica detuvo al conductor, de nacionalidad inglesa, en un control rutinario en la autopista AP7, cerca de la frontera con Francia. Detectaron que había falsificado la tarjeta que le habilita al transporte de personas. Usaba los datos de un compañero, una maniobra por la que se sospecha que intentaba eludir los tiempos de descanso que obliga la legislación europea y quedan grabados en el taquígrafo, el aparato instalado en todos los transportes tanto de mercancías como de personas y que fiscaliza las horas de trabajo de cada conductor.

El autocar completaba la ruta Barcelona-Londres y tenía parada en Toulouse (Francia). Megabus empezó a operar en España el pasado julio. Su desembarco en el país tuvo una gran repercusión, ya que lanzó una campaña de márketing en la que ofrecía plazas para llegar a la capital británica a partir de dos euros. En realidad, este precio sólo sirve para un 10% de los asientos disponibles en el autocar. Eso sí, el precio final del resto del pasaje está por debajo de otros operadores del sector.