Mytaxi mantendrá las promociones agresivas mientras se coma el mercado

Mytaxi mantendrá las promociones agresivas mientras se coma el mercado

La compañía del grupo Daimler argumenta que carece de posición dominante por lo que no se le puede acusar de <em>dumping</em>

Carles Huguet

Barcelona

26/04/2016 - 23:18h

Mytaxi está presente en Barcelona, Madrid, Valencia y Sevilla.
Los conductores profesionales han alzado la voz contra Mytaxi, la aplicación para solicitar taxis del Grupo Daimler. Los empleados del sector preparan una demanda contra la compañía, a la que acusan de competencia desleal, dumping y de esconder vehículos con licencia VTC en el servicio. Antonio Cantalapiedra, consejero delegado de la firma en España y Portugal, se defiende. Y lo tiene claro: "Mientras no tengamos la posición dominante en el mercado continuaremos con nuestras promociones".

La empresa se niega a ofrecer qué porcentaje de la carretera domina. Reconoce que es probable que se haya convertido en la reina de las aplicaciones, pero sostiene que todavía está lejos de algunas emisoras tradicionales. "Estamos creciendo mucho, es cierto, pero en Daimler realizamos muchas auditorías a nuestras ofertas para verificar que todo sea legal", defiende.

La cuestión es clave. Mientras no suban al primer escalafón del sector la acusación de dumping es casi imposible que prospere. "Lo hemos cotejado con abogados y todavía no somos líderes, por lo que actuamos de forma totalmente lícita", reitera.

Sin noticias de una demanda

Pese a la amenaza gremial, a las oficinas de Mytaxi no ha llegado todavía ninguna demanda. "Si los taxistas disconformes consideran que somos tan malos, que nos lleven a los tribunales y que un juez decida", desafía. De determinarse culpables y no ver espacio para un recurso, "no tendremos problemas en retirar la promoción y pedir perdón".

La compañía ya ha sufrido un revés en Alemania, donde sus cupones están prohibidos -la decisión está recurrida-. "Cada regulación es diferente, pensamos que España es igual que el resto de la Unión Europea y no es así", compara.

Ni hablar de licencias VTC

Cantalapiedra también se desmarca del uso de licencias VTC, que requieren un contrato previo para operar. "En la aplicación no permitimos el registro de este tipo de vehículos", asegura. Otra cosa es que algún conductor con este tipo de permiso se infiltre. "Si lo detectamos, lo eliminamos inmediatamente", solventa tajantemente.

Sobre la imagen difundida de lo que parecía ser un VTC de Mytaxi, el directivo resta importancia y credibilidad. "Cualquiera podría haber puesto el cartel en el vehículo, puede ser un montaje perfectamente".

Un nuevo frente de negocio para los taxistas

Mytaxi presume de haber integrado en Internet al tradicional sector del taxi. "Ofrecemos un nuevo canal y les adentramos en el mundo digital, en el que hasta ahora no estaban presentes", explican. Competir con Uber está ahora más cerca.

El funcionamiento para los profesionales es simple. La aplicación cobra 1 euro por cada carrera realizada por sus afiliados. No hay cuota de entrada y si no se trabaja no se paga. Los descuentos corren del bolsillo de Daimler. "El conductor se embolsa lo que debería, somos nosotros los que decidimos invertir en nuestro cliente", sentencia. Mientras la situación financiera continúe siendo positiva la política se mantendrá.