Nace Beetripper, el Uber de los guías turísticos

Nace Beetripper, el Uber de los guías turísticos

Una start up sevillana recluta a vecinos que muestran Sevilla, Madrid y Barcelona de 'otra manera'

Ignasi Jorro

Barcelona

26/12/2014 - 22:50h

Beetripper se estrenó en noviembre.
Una start up sevillana ha alumbrado el Uber de los guías turísticos. Beetripper ha saltado al mercado para ofrecer cicerones especiales en Sevilla, Madrid y Barcelona. Los emprendedores buscan a vecinos de las tres ciudades que anuncien rutas distintas a la oferta habitual.

"El espíritu es mostrar las cosas diferentes de cada ciudad. En Sevilla tenemos gente que ofrece una ruta por las localizaciones de las óperas clásicas, como Carmen o el Barbero de Sevilla. O un economista que explica el pasado de la Casa de Contratación y otros monumentos desde la óptica financiera", explica Paco Hidalgo, cofundador.

El acuerdo es privado y reposa sobre una tarifa plana de 7 euros por hora. ¿Por qué? "Hay muchos niveles de calidad en las rutas. Por eso hemos fijado un precio fijo. En el futuro, los guías más demandados y de más nivel tendrán cierta libertad para fijar su tarifa", añade el emprendedor.

Beetripper vio la luz en noviembre, en el marco de un concurso de emprendimiento auspiciado por Cruzcampo. De aquel concurso de ideas nació una web que ya reúne a guías de las tres mayores ciudades españolas. "Estamos en las tres ciudades más turísticas. Y hay guías de todo tipo. De amateurs a gente con másters en Patrimonio", señala Hidalgo.

Debate

¿Se arriesga Beetripper a sufrir un díficil encaje legal como Uber o Airbnb? "La legislación sobre guías es autonómica. Salvo en espacios calificados como Patrimonio Histórico, y si no es lucro habitual, no debería haber problemas. En cualquier caso, la web penetra en un mercado que los guías no alcanzaban", defiende uno de sus creadores.

En efecto, el portal nacido en Sevilla reposa sobre un público más joven y adicto a internet. Un segmento que se escapaba a muchos de estos profesionales hasta ahora. "Tenemos a guías que se apuntan para abrirse a un mercado más allá de los clientes de edad avanzada o turoperadores", indica el empresario.

En el año que comienza, Beetripper espera redefinir el proyecto, abrir más ciudades y pensar en vías de financiación. "Intentaremos crear comunidad, ya que tenemos demanda en ciudades como Málaga o La Coruña, así como en capitales extranjeras", confiesa Hidalgo.