Norwegian paraliza las ventas de sus aviones por la crisis del B737

Norwegian exprime el uso de los B737-800 para evitar cancelaciones por la crisis de Boeing.

Norwegian paraliza las ventas de sus aviones por la crisis del B737

Norwegian esperaba vender diversas unidades del B737-800 y otros modelos para recuperar la rentabilidad, pero la crisis del B737 MAX paraliza los planes

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

25/03/2019 - 14:22h

Norwegian, una de las pocas compañías de Europa que opera el B737 MAX, tuvo que paralizar los planes de venta de aviones antiguos, con los que pensaba obtener liquidez y recuperar la rentabilidad.

La suspensión de vuelos de este modelo le obliga a seguir operando con aeronaves que pensaba colocar en el mercado, y la compañía no descarta recurrir al alquiler para afrontar las operaciones del verano.

[Para leer más: Norwegian mete la tijera: cancela rutas y reduce frecuencias]

La compañía noruega pensaba vender seis B737-800, modelo que no está alcanzado por las prohibiciones de la Unión Europea, EEUU y gran parte de los países del mundo.

Vender para recuperar la rentabilidad

El objetivo de la compañía era reducir los costes operativos y contar con una entrada de dinero que le permita reducir su deuda.

Norwegian pensaba vender seis B737-800 y dos A320neo para recuperar la rentabiliad de la compañía

Norwegian, a través de su filial Arctic Aviation Assets, había acordado en febrero la venta de dos aviones A320neo, una operación con la que captó 23 millones de euros. Actualmente tenía a estas unidades arrendadas y no las operaba para dotarse de liquidez.

Freno a nuevas aeronaves

También había firmado acuerdos con Boeing y Airbus para posponer la entrega de 16 aviones a la flota de la aerolínea, medida tomada para reducir los compromisos de gastos de capital relacionados con los pagos previos a su entrega.

En concreto, con Boeing acordó aplazar la entrega de doce aviones 737 MAX de 2020 hasta 2023 y 2024. Con Airbus, firmó un acuerdo para aplazar la entrega de cuatro aviones A321LR de 2019 hasta 2020.

El 11% de la flota está afectada

Norwegian cuenta con 18 B737 MAX, y debido a que la suspensión de vuelos parece prolongarse por varias semanas más, la compañía está combinando vuelos y reasignando aeronaves dentro de su propia red para mantener el número de cancelaciones al mínimo, informó en un comunicado.

[Para leer más: Norwegian entra en zona de turbulencias]

La aerolínea recurre a los B737-800 para los vuelos en Europa, y utiliza al máximo los B787 Dreamliner, generalmente destinados a vuelos de largo radio, para minimizar el impacto del veto, que alcanza al 11% de su flota.

Norwegian cuenta con 18 B737 MAX, lo que equivale al 11% de su flota

Otra medida que está en carpeta es recurrir al wet leasing, que es el alquiler de aviones con tripulación y seguros listos para operar.

Ya el año pasado la aerolínea noruega había optado por esta posibilidad, al alquilar el A380 de Hi Fly para los vuelos de Londres a Nueva York, tras tener que dejar en tierra a algunos B787 Dreamliner por la crisis de los motores Rolls-Royce.