El nuevo aeropuerto de Estambul (por fin) despega

El nuevo aeropuerto de Estambul gestionará 90 millones de pasajeros al año.

El nuevo aeropuerto de Estambul (por fin) despega

Tras varios retrasos el nuevo aeropuerto de Estambul comienza a operar, con la meta de llegar a los 200 millones de pasajeros anuales

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

08/04/2019 - 10:32h

El nuevo aeropuerto de Estambul comenzó a operar oficialmente siete meses después de que las autoridades de Turquía cortaran las cintas de la flamante infraestructura. La terminal, que tuvo un coste superior a los 10.000 millones de euros, gestionará 90 millones de pasajeros y aspira a alcanzar los 200 millones en una década.

El gran desafío era la mudanza de Turkish Airlines, principal operadora del aeropuerto de Atatürk, a la nueva terminal. Para ello durante el fin de semana se trasladaron más de 1.000 toneladas de equipos por hora entre uno y otro complejo.

[Para leer más: Turkish quiere convertir a Estambul en el gran hub de Europa]

Este traslado se postergó en varias oportunidades, y si bien Turkish Airlines realizaba algunos vuelos de prueba en el nuevo aeropuerto, ahora se puede considerar que es su nueva casa.

Durante el fin de semana se trasladaron 1.000 toneladas de equipo por hora del Atatürk al nuevo aeropuerto de Estambul

El Atatürk, con una infraestructura creada en la década de los años ’50, quedará operativo para vuelos privados y de carga. Gran parte de sus instalaciones serán reconvertidas en espacios verdes públicos, sobre todo las que son lindantes con el Mar de Mármara.

Objetivo: ser el más grande del mundo

Actualmente el aeropuerto de Estambul era el quinto mayor aeropuerto de Europa pero tiene pretensiones de ser el más importante del continente. Y en diez años, aspira a ser el más grande del mundo, con el hito de alcanzar los 200 millones de pasajeros anuales.

estambul torre control
Vista de la moderna torre de control del aeropuerto de Estambul.

Para ello Turquía juega la carta de su estratégica posición a mitad de camino entre las principales capitales europeas y Oriente Medio, así como su ubicación equidistante entre los principales hubs de Asia-Pacífico y Norteamérica.

[Para leer más: los aeropuertos del futuro ya están aquí]

Pero en esta carrera tiene un rival de peso: el futuro aeropuerto de Pekín, que espera abrir este año, y que movilizará 100 millones de pasajeros anuales.

Radiografía del nuevo aeropuerto

El aeropuerto de Estambul cuenta con más de 500 puestos de facturación, más de 140 puertas de embarque y 42 kilómetros de cintas transportadoras para mover las maletas por el interior de las instalaciones, según precisa la empresa gestora IGA.

Ubicado a 35 kilómetros de la antigua capital otomana, comenzó a construirse en 2015 y ocupa una superficie de 7.650 hectáreas. El objetivo inmediato es conectar más de 50 destinos en el país y 250 internacionales.

Para ello utiliza dos pistas, más una tercera que estará terminada el año que viene.

El aeropuerto de Estambul gestionará 90 millones de pasajeros y aspira a llegar a los 200 millones en la próxima década

Su construcción estuvo empañada por numerosas protestas laborales por las malas condiciones de seguridad y los reclamos salariales. Alrededor de 4.000 personas fueron necesarias para edificar la infraestructura.

Pero el gobierno de Erdogan se empecinó que el aeropuerto se termine ‘sí o sí’, y se convierta en la obra pública más emblemática de su administración.